Gilles Villeneuve será el primero en disponer de dos zonas habilitadas para el DRS
Si Mónaco fue emocionante, prepárense para Canadá. La Fórmula 1 cruza "el charco" para visitar el circuito Gilles Villeneuve en plena era Pirelli, en la que los compuestos de los neumáticos son más importantes que las mejoras técnicas de los monoplazas. Nadie, absolutamente nadie, sería capaz de prometer nada: cualquier predicción acertada será pura coincidencia.

España: Fernando Alonso es doblado delante de su público. Mónaco, quince días después: Fernando Alonso presiona a Sebastian Vettel para arrebatarle la victoria. ¿Qué está pasando? No es que el rendimiento del 150º Italia sea dispar de una semana para otra. Es Pirelli quien está jugando con sus gomas, proporcionando rendimientos muy dispares según los compuestos usados. Los duros no parecen terminar de funcionar en Ferrari, pero los superblandos son como cohetes para los coches rojos. Y superblandos habrá en Montreal, con una opción de medios en los libres para que los equipos puedan probarlos. Pero hay un problema: al contrario que Mónaco, Canadá llega a ofrecer largas rectas de alta velocidad. Y ese es el territorio de Red Bull Racing. Sebastian Vettel debe de estar frotándose las manos mientras. Por eso en Maranello esperan que la semiurbana pista canadiense sea una continuación de Montecarlo en cuanto a las gomas: "Nuestro rendimiento con el neumático superblando es bueno, así que esperamos aprovecharlo en Canadá", asegura Pat Fry.

A MCLAREN LE GUSTA CANADÁ
Quien guarda buenos recuerdos de Canadá es Lewis Hamilton. El inglés de McLaren llega a Montreal después de una más que polémica carrera monegasca. Choques, toques, penalizaciones y, como colofón, unas desafortunadas declaraciones por las que ya ha tenido que pedir disculpas. El inglés querrá recordar su primera victoria en Fórmula 1, producida aquí en 2008, y su compañero de equipo, Jeson Button, confía en que el monoplaza sea un aliado: "Esta pista se adapta bien a las características de nuestro monoplaza", asegura. Esas características se componen de grandes aceleraciones y fuertes frenadas. Constantemente. Toda una prueba de fuego para las mecánicas. Los muros, más lejanos que en Mónaco pero más próximos que en un circuito tradicional, suponen tanto un peligro como una criba para los pilotos: sólo los mejores pueden evitarlos. Y eso que el mediáticamente llamado 'muro de los campeones' recuerda que hasta los mejores se equivocan. Sólo quienes controlen los derrapes y se mimeticen con el trazado podrán aprovechar las ventajas del Gilles Villeneuve: "Es fácil adelantar", asegura Lewis Hamilton. "Es uno de mis favoritos". Button espera que la combinación del motor Mercedes con la aerodinámica de McLaren les permitan "ser competitivos tanto en la clasificatoria como en la carrera".

AERODINÁMICA AL MÍNIMO EXPONENTE
Lo que está claro es que esta temporada no se puede predecir nada. Nadie lo diría viendo el palmarés de Sebastian Vettel desde Australia: cinco carreras ganadas de seis disputadas; y sigue siendo el favorito. Pero las últimas victorias no han sido ya tan aplastantes. En Mónaco, de hecho, sufrió hasta la bandera roja. Pirelli se encargará otra vez de que cuando menos lo pensemos, y gracias a las estrategias de los equipos, el rendimiento de los monoplazas difiera radicalmente en cada etapa de la carrera. "Será imprevisible", asegura Martin Whitmarsh, de McLaren. Button cree que al circuito no le hacía falta añadirle más condimentos, pues siempre depara carreras emocionantes: "Siempre es un fin de semana impredecible", coincide con su jefe. Poca carga aerodinámica y un asfalto muy especial. Este fin de semana veremos configuraciones debutantes: "Será la primera vez que los monoplazas llevarán un paquete aerodinámico completamente diferente para las largas rectas", asegura el piloto de Red Bull, Mark Webber. Por su parte, Sebastian Vettel recuerda las características del asfalto canadiense: "Es muy deslizante, muy liso, con una degradación de neumáticos muy grande". Una carrera muy parecida a Melbourne, Australia: dentro de un parque rodeado de agua en una pista semi-permanente: "Es una gran carrera; el ambiente es fantástico y los aficionados son muy especiales", declara el líder del mundial.

ALONSO: "AÚN PODEMOS REMONTAR"
Ferrari llega a Montreal en una situación complicada: buen sabor de boca en Mónaco, pero incertidumbre por si sólo fue una ilusión óptica: ¿realmente se ha recuperado el Cavallino o fueron sólo las coincidencias de varios factores: neumáticos, circuito, aerodinámica…? Este es un momento crítico de la temporada donde el trabajo en las fábricas de los equipos es más duro que nunca: "Tenemos una actualización aerodinámica para Canadá para probar el viernes, en los libres, y esperamos que funcione", asegura Stefano Domenicali. Las estadísticas están de su lado: Red Bull Racing nunca ha ganado aquí. Claro, que las estadísticas están para romperlas; siempre hay una primera vez. Aunque RBR rinda un segundo mejor en la clasificatoria (según los pronósticos), en la carrera todo es distinto, y hemos visto que Fernando Alonso sabe aprovechar perfectamente las arrancadas, muy al contrario que, por ejemplo, Mark Webber. En cualquier caso, Montreal y las siguientes citas serán un punto crucial en el futuro de Ferrari, no sólo para esta temporada, sino para la que viene: "Inglaterra, Alemania y Hungría decidirán nuestros planes", medita sobre abandonar el proyecto de 2011 para centrarse en la temporada que viene. Fernando Alonso, sin embargo, no se da por vencido tan pronto: "Vettel nos aventaja en setenta y cinco puntos, lo que equivale a tres victorias; pero aún hay tiempo y carreras suficientes para remontar; lo principal es tener un coche competitivo, y estamos centrados en eso", asegura con la mirada aún fijada en el trofeo de 2011. Cuando se apaguen los semáforos rojos en la pista de Notre Dame, quizá esté un pasito más cerca.

HISPANIA RACING QUIERE CONQUISTAR AMÉRICA
No se esperan precipitaciones para este fin de semana en Canadá: apenas un diez por ciento de posibilidades para la carrera, aunque los cielos estarán parcialmente cubiertos, lo que ayudará a suavizar las temperaturas hasta los 22º C de máxima. Los regresos de Serio Pérez y Vitaly Petrov, tras sus respectivos accidentes en Mónaco, serán bienvenidos por el resto de la parrilla. El equipo español Hispania Racing confía en mejorar sus resultados en una pista que les gusta especialmente: "Es mi carrera favorita", asegura Colin Kolles. "Deberíamos tener un mejor fin de semana que en Mónaco; es una oportunidad para demostrar nuestra fiabilidad".
Por Héctor Campos