Sus declaraciones contra la FIA y otros pilotos fueron muy graves
Lewis Hamilton ha evitado una dura sanción tras su arrebato en Mónaco en el que criticaba el comportamiento en pista de varios pilotos y el de los comisarios de la FIA.

El presidente de la FIA, Jean Todt ha revelado que el piloto de McLaren podría haber sido llevado hasta el
Consejo Mundial para ser juzgado ante lo que consideran un grave descrédito, y podría haber encarado una prohibición durante seis carreras.


El campeón 2008 del mundo no se enfrentará a estas medidas disciplinarias, especialmente después de que a través de su cuenta de Twitter mostrase una disculpa a Felipe Massa y Pastor Maldonado a los que llamó por teléfono con posterioridad. Otro de los atenuantes de su pena fue que tras abandonar el circuito monegasco y siendo consciente de que la FIA había comentado a tomar medidas al respecto, decidió volver y presentar sus disculpas ante el grupo de comisarios deportivos que ya estudiaban el caso.

Un elemento eximente extra añadido por el piloto británico es que escribió una carta a Jean Todt, quien ha admitido que trató de evitar verse involucrado. "Estoy tratando de mantener una buena armonía entre todos", dijo al Daily Telegraph. "He tratado de evitar la controversia. Yo podría haber filtrado la carta, pero es [algo] entre él y la FIA".

"Mi oficina estaba al lado de los comisarios. Cada vez que fui a ver que estaba ocurriendo evité hacer ningún comentario. Para mí Lewis dijo algo que era inaceptable, pero yo no quería reaccionar de forma exagerada", dijo.
El francés afirma que el asunto ha terminado oficialmente, pero las consecuencias podrían haber sido muy graves y las declaraciones de Hamilton tras la carrera empeoraron la situación.


"Podría haber pedido a nuestros tribunales judiciales resolver el problema pero nunca se abrió oficialmente un caso. Fue a los comisarios a pedir disculpas. Fue con su padre. Tal vez hubiera sido mejor ponerlo en manos del tribunal, que le habrían prohibido competir durante seis grandes premios, pero me escribió una carta a mí, yo le escribí a él y asunto ha terminado".
Por José M. Zapico