El brasileño esperar subir al podio en la séptima prueba de 2011
Dos abandonos en las dos últimas carreras de esta temporada. Un balance negativo para un Felipe Massa que buscará reencontrarse con las buenas sensaciones en Canadá. El piloto brasileño explicó en su blog personal, alojado en la web de Ferrari, que su objetivo para este fin de semana en Montreal es subir al podio a pesar de que, según reconoció, el Gilles Villeneuve no es uno de sus circuitos favoritos.

"Me gusta ir a Montreal. Pero para ser sincero, el circuito no es uno de mis preferidos, aunque la ciudad es muy bonita y la gente muy acogedora y apasionada por la Fórmula 1, con muchos aficionados de Ferrari siempre en las gradas. Mis resultados no han sido muy positivos en esta carrera: el mejor es el cuarto puesto del 2005. En 2008 estaba haciendo una buena carrera luchando por el podio pero tuvimos un problema en el repostaje: después conseguí remontar desde el último puesto hasta el quinto. Sería bonito mejorar mi récord del Gran Premio de Canadá: un podio sería fantástico".

"En el pasado, cuando se llegaba a Canadá el curso del campeonato estaba ya bastante marcado, pero ahora, con un calendario tan largo, no se puede dar nada por hecho. Todos en Maranello están trabajando duro para intentar mejorar el coche de forma que Fernando y yo podamos ser competitivos. En las últimas carreras se ha visto que es posible luchar por las primeras posiciones, aunque yo no haya sumado puntos: esperemos que esta fase negra acabe en Canadá".

En cuanto a la pista en sí, el piloto ferrarista señaló que "presenta muchos desafíos interesantes" y "no es fácil encontrar la configuración adecuada del monoplaza", también porque las condiciones del asfalto cambian "rápidamente", partiendo de "una casi total falta de agarre en las primeras pruebas del viernes por la mañana".

"Aquí se requiere un coche que trabaje bien sobre los pianos, que tenga una buena tracción a la salida de las curvas lentas pero, al ser una pista rápida, se necesita también una buena velocidad punta. Por eso no es tan simple para pilotos e ingenieros encontrar el nivel adecuado de carga aerodinámica. Creo que optaremos por una solución de baja carga que junto a los últimos desarrollos pueda permitirnos ser competitivos", detalló el de Sao Paulo.

"Además, esperamos una degradación de los neumáticos bastante elevada: aunque tendremos las mismas gomas que en Mónaco y no creo que haya nadie que se la juegue a una sola parada".

"En lo que respecta al campeonato, no vamos a desistir en nuestro objetivo. Está claro que Sebastian está haciendo una temporada excepcional: ha ganado cinco carreras de seis y en la sexta acabó segundo. Él y su equipo están muy fuertes pero nosotros intentamos afrontar el campeonato carrera a carrera, y todos están empujando al máximo para hacer este coche competitivo de modo que pueda luchar hasta el final de la temporada", subrayó el brasileño.

Para finalizar, una referencia a toda la familia Ferrari: "Además del Gran Premio de Canadá de Fórmula 1, varios equipos privados correrán las 24 horas de Le Mans con los 450 Italia y los 430 versión GT. Eso demuestra hasta qué punto la competición está en el ADN de Maranello. Las carreras de resistencia son completamente distintas a las de sprint que se ven en la Fórmula 1: se corre también de noche y se afrontan retos diferentes, y quizás las tome en consideración cuando mi carrera en F1 acabe. Por ahora esperemos que los Ferrari en pista tengan un fin de semana repleto de éxitos".
Por Dani Pérez Corona