"Estoy maravillado con Messi; es un individualista, pero juega para el equipo; recupera, organiza, remata, es pícaro y trabajador"

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de honor del Real Madrid, Alfredo di Stéfano, considera que la temporada del conjunto blanco "ha estado bastante bien" al tiempo que recalca que "José Mourinho trabaja para el club, lo defiende y quiere lo mejor para el club y eso es lo bueno".

"Y por lo demás, es una cosa individual de él", señala, en una entrevista al programa 'Al Primer Toque' de 'Onda Cero', donde augura un "panorama bastante positivo".

Sobre la temporada, cree que "ha estado bastante bien, porque son jugadores que han venido a reforzar el equipo y son gente nueva" y "hay que coordinar todo eso". "No son futbolistas que vienen de categorías inferiores, llegan de otro lado y tienen otras características. Alguno de ellos es goleador y no tiene conjunto. La planificación la están buscando poco a poco", explica.

"Ahora hay que encajar todas las piezas para hacer un equipo. La cuestión no es fichar por fichar, la cuestión es que jueguen bien. A veces hay jugadores muy buenos en un equipo y en otros no juegan", pide.

Por eso, cree que "hay que dar un poco de tiempo", aunque sabe que tampoco puede ser "mucho, porque entonces la gente se cansa". "En el Real Madrid no hay tiempo, es ganar, ganar y ganar. Ganar treinta años seguidos tiene que ser aburrido... (ríe). Para el Real Madrid quiero ganar en todo, en fútbol y si hay otra cosa como el baloncesto que ganen, porque somos todos de la familia, somos todos del Madrid", resalta.

De la temporada, lo que más le ha gustado del Real Madrid ha sido "la intuición, la velocidad, el ritmo" y, por eso, cree que "en el momento que se junte el equipo, se unifique, va a estar muy bien". "Es un equipo difícil de ganar porque corre durante todo el partido, pero que arriesga demasiado también. Y nos falta un poco de dominio sobre todo en el centro del campo, pero poco a poco lo vamos consiguiendo", define.

Sobre Florentino Pérez, considera que "todos vienen al club a hacer las cosas lo mejor posible": "Triunfan ellos y triunfa el club. Y lo hacen dependiendo de los colores. El Real Madrid es una institución muy grande y deportivamente está renombrada en todo el mundo. Los presidentes hacen un esfuerzo y quieren quedar bien, y aquí funciona bien en cuanto a seriedad y en todos los sentidos: deportivo y financiero".

"NO PRESTO ATENCIÓN A LOS ROCES EN LOS MADRID-BARÇA; ESO PASA SIEMPRE".

Preguntado por los roces entre los jugadores de Real Madrid y Barcelona, Di Stefano tiene claro que esto no es importante. "No le presto atención a los roces en los partidos Madrid-Barça. Eso pasa en todos los partidos, se insultan y todo y al otro domingo lo ve en otro lado y ya se pasó. Te acuerdas cuando te pegan una patada y te lesionan, entonces sí. Yo tengo una lesión en el tobillo que me duró toda la vida, claro que me acuerdo todos los días", expresa.

Lo que sí cree que es "una cosa muy fea" son algunos festejos. "Hacen el gol y empiezan a bailar y eso es tomar el pelo al contrario y el contrario, está con la sangre hirviendo y te puede meter un viaje que no veas. Hacen ademanes de todo calibre. Cada vez que hay un gol, no hay uno lesionado de milagro. Hay un amontonamiento de jugadores, y todo para salir en la foto. Todo cambia y dentro de unos años será diferente", opina.

Por otra parte, no tuvo problema el elogiar el juego del FC Barcelona que, considera, "tiene un centro del campo muy bueno" y "están bien organizados": "No solo Xavi o Iniesta, también se desmarcan muy bien los extremos y apoyan muy bien a los defensas. Tienen una defensa contundente, el portero es bueno. Es un buen equipo".

"Yo también estoy maravillado con Messi, lo está haciendo muy bien. Hace muchas cosas muy buenas para el equipo. Es un individualista, pero juega para el equipo. Recupera bien atrás, organiza, remata muy bien con las dos piernas, es pícaro, sabe mucho y es trabajador. Presiona justo donde tiene que presionar", elogia.

"LOS BUENOS SON LOS JUGADORES, LOS TÉCNICOS SON PARA HABLAR Y DIRIGIR".

También ha elogiado al seleccionador nacional, Vicente del Bosque, que cree que "lo está haciendo muy bien, igual que Luis Aragonés que fue el precursor de este equipo": "Pero les voy a decir una cosa, los buenos son los jugadores. Los técnicos están muy bien para hablar y dirigir, pero hay que darle las gracias a los jugadores porque juegan muy bien. Ellos son los que hacen quedar bien a los profesionales y a los aficionados que les gusta el fútbol".

"El entrenador es como la gallina, dirige a los pollitos y tienes que aclimatarlo a su criterio, a su parecer. Y España tiene una base bastante buena técnicamente de fútbol y tiene los elementos propios en la selección que están respondiendo de maravilla. He visto el fútbol italiano y brasileño, y sí, hay unos grandes jugadores individualmente que tocan bien la pelota, son ágiles y hábiles, pero en consistencia el fútbol español es el que manda en el mundo", señala.

Por otra parte, recordó su época como entrenador y su apuesta por la cantera: "Lo que pasó es que arriba estaba flojeando el asunto, y había que buscar recursos. Había buena gente abajo, en las divisiones inferiores. Cuando jugábamos los partidos los jueves, el primer equipo contra el filial, los chicos jugaban tanto o mejor que los del primer equipo. Entonces te fijas que están jugando con los de Primera y que responden de una manera que es efectiva para el club".

"Y la prueba evidente es que cuando debutaron, dos de ellos hicieron gol. Si tu eres el director del equipo, tienes que mandar tú, no es ser valiente o no. El entrenador tiene que ser un profesional y saber lo que quiere el club. El club quiere garra, entusiasmo y amor", valora.

En este sentido, se refirió a la influencia de los agentes: "Hay agentes muy buenos y otros que son regulares. En mi época no había agentes. Ya antes de nacer hay agentes buscando chicos para representarlos, sobre todo en Argentina. Hay jugadores en todos lados. Todos los chavales con 18 años quieren ser futbolistas, pero después sólo algunos llegan".

"A los chavales les cuesta adaptarse al fútbol europeo porque no solo es cuestión de tener condiciones hay que jugar para el equipo y hay que correr, hay que sudar, hay que luchar porque el fútbol esta mecanizado de esa manera Muchas veces ves algunos chicos que tocan ochenta veces la pelota con la cabeza, pero luego les mandas a jugar y no valen. El fútbol es una cuestión de equipo y de organización. Los chicos, desde los siete u ocho años, tienen que saber cómo colocarse y cómo estar en el campo", sentenció.