Massa y Webber en la segunda línea; decepción en McLaren

Sebastian Vettel ha conseguido su sexta Pole Position de la temporada en el GP de Canadá, por delante de Fernando Alonso y Felipe Massa. Esta vez, la Scuderia no se lo ha puesto fácil al líder del mundial, y es que Alonso ha terminado a sólo 185 milésimas de la gloria. Lejos quedan las ventajas de un segundo por vuelta que vimos a principio de temporada: ésa ha sido hoy la desventaja ¡del décimo clasificado!



El progreso de Ferrari es patente, y lo confirma el buen rendimiento de un Felipe Massa que hoy sólo ha cedido 18 milésimas frente a su compañero de equipo (ver tiempos y comentarios). Además, la 'gloria' de la Pole puede ser efímera para Vettel, ya que las previsiones meteorológicas anuncian lluvias en Montréal para mañana a la hora de la carrera, si es que no llegan antes. Hoy mismo ha faltado poco para que los negros nubarrones que cubrían el circuito empezaran a descargar y, con el líquido elemento en juego, cualquier previsión sobre los resultados de mañana es pura especulación.

Si la carrera se disputara finalmente sobre seco, habrá que prestar especial atención a las estrategias. El año pasado vimos aquí una variedad mayor de lo habitual en el número de paradas en boxes, y mañana podría suceder algo similar, con planes de uno o dos cambios de gomas según lo 'cuidadoso' que sea cada coche con los Pirelli.

De vuelta a la clasificación, Mark Webber completa la segunda línea de parrilla, a 415 milésimas de su inspirado compañero, mientras que Lewis Hamilton ha decepcionado con un quinto puesto tan gris como su McLaren. Esperábamos más de un coche con el motor más potente de la parrilla y un chasis que había funcionado tan bien en las últimas dos carreras. Rosberg, Button y Schumacher completan el 'escuadrón de la estrella'.

Pastor Maldonado es, aparte de Alonso, el primer hispano que encontramos en la parrilla, con un duodécimo puesto que le sitúa ampliamente por delante de su compañero Rubens Barrichello y sólo por detrás de Di Resta en ese particular duelo entre Force India, Williams, Toro Rosso y Sauber. Precisamente Kamui Kobayashi saldrá mañana por detrás del venezolano, mientras que Pedro de la Rosa ha firmado una actuación muy meritoria con el otro C30, al clasificarse para la Q2 y terminar a tres décimas de su compañero apenas 24 horas después de probar por primera vez su precipitada montura. Nos quedamos con las ganas de saber qué podría haber hecho Checo Pérez, pero está claro que los Sauber serán mañana rivales duros, ya que tendrán que detenerse muy poco en boxes y pueden aprovechar las eventualidades de una carrera proclive a las apariciones del coche de seguridad en pista.

Cerramos el capítulo hispanohablante con Jaime Alguersuari, que hoy se ha quedado en la primera fase de la calificación porque ha realizado un plano en su neumático delantero izquierdo justo cuando empezaba su tanda de vueltas rápidas y no ha podido contrarrestar el efecto de vibración en el volante y bloqueo inmediato de ese neumático en las frenadas más fuertes. Saldrá decimoctavo, tres puestos por detrás de Sébastien Buemi con el otro Toro Rosso.

Por su lado, los Hispania han superado a sus máximos rivales en la lucha por las últimas líneas de la parrilla de salida; Tonio Liuzzi ha batido a Timo Glock, mientras que Narain Karthikeyan saldrá por delante de Jerome d'Ambrosio, si es que el belga empieza mañana el Gran Premio: su tiempo ha superado la barrera del 107% y los comisarios tendrán que decidir si mañana disputa o no la carrera.
Por Cristóbal Rosaleny