Si no puedes tomar sal no hace falta que la incluyas en tu dieta. Las especias son un sustituto perfecto que te proporcionará platos igualmente sabrosos.