Christian Horner destaca la precisión con que pilotó el alemán en Canadá
Liderar una carrera y ver como el segundo clasificado se pone a tu estela a falta de una vuelta para el final del Gran Premio puede poner nervioso hasta al piloto con la cabeza más fría. Ayer, sobre el asfalto del Gilles Villeneuve, un trompo de Vettel sirvió la victoria en bandeja a Button a falta de dos kilómetros de la bandera a cuadros, pero Red Bull saca el lado positivo de la situación.

El DRS se mostró efectivo en Canadá, efectivamente. No obstante, el adelantamiento más importante del fin de semana se produjo lejos de las rectas canadienses, en la curva seis, donde el líder de filas de Red Bull comprobó en primera persona las consecuencias de frenar en la parte mojada del asfalto.

No obstante, pese a que Sebastian Vettel se mostraba enfadado con él mismo por haber dejado escapar la victoria, Christian Horner destaca la conducción del alemán en un circuito que exigió el máximo de los pilotos. "No ha sido nada", dice Horner. "Durante las otras cinco horas de Gran Premio se cometieron muchos errores, Seb no tiene que sentirse decepcionado".

El director de Red Bull considera que Vettel "manejó muy bien la situación al final de la carrera". "Un poco más y acaba como el único que no puso una rueda en falso en toda la tarde; hizo una carrera fenomenal en unas condiciones extraordinariamente complicadas".

Christian Horner reconoce que fue la presión de Button lo que llevó a Vettel a cometer el error. "Jenson era muy rápido y Seb lo sabía. Podíamos ver cómo de fuerte era en la zona del DRS, por lo que cuando cruzaran esa línea por última vez tenía que hacerlo por encima del margen de un segundo. Al final Jenson estaba en el margen y Vettel tuvo que darlo todo".

Finalmente, en la curva 6 de la última vuelta del Gran Premio más largo de la historia de la F1, Vettel "puso una rueda sobre un charco y bloqueó una rueda trasera", dejando a Jenson Button en el liderato.

Christian Horner considera que perder una carrera en el último suspiro "a falta de dos kilómetros para la meta es frustrante", pero busca el lado positivo de la situación. "Ni Lewis ni Fernando puntuaron, y con los incidentes que hemos visto y un circuito donde se suponía que no íbamos a ser competitivos, acabar segundos y terceros es un buen resultado".

El director de Red Bull no tenía quejas sobre la decisión de la FIA de reanudar la carrera, aunque en ese momento el líder era Vettel. "Si la carrera hubiera acabado entonces sólo hubiéramos sumado 12,5 puntos, pero hemos conseguido 18. Si le buscamos la parte positiva al asunto, es esa".
Por Martí Muñoz