Los rumores apuntan a un posible cambio de escudería, incluso Ferrari

David Coulthard, piloto de McLaren durante casi diez años y que finalmente se pasó a Red Bull, cree que Lewis Hamilton debería hacer lo mismo que hizo él: "Quizá es algo que necesita después de crecer literalmente en McLaren durante la última década; librarse de la carga emocional que inevitablemente crece en toda relación", escribe en Telegraph. Quizá Lewis ya esté pensando en hacerlo, o incluso es posible que ya esté en proceso su cambio de contrato, aunque de momento, como suele decirse, sólo son rumores.

Durante el Gran Premio de Canadá, disputado el pasado fin de semana en Montreal, Lewis Hamilton se reunió con Christian Horner después de la calificación del sábado. Pero no sólo eso: la prensa internacional asegura que el campeón mundial de 2008 parece estar buscando más contactos en otros equipos: "También se le vio haciendo lo mismo con Stefano Domenicali, jefe de Ferrari", asegura un reportaje en el periódico inglés The Mirror.

Christian Horner más tarde aseguró al periódico alemán Welt que "parece que Lewis está atravesando un mal momento". Sus palabras no han hecho más que avivar los rumores de su posible salida de McLaren: "Quizá necesite algo de tiempo fuera”, concluye. Mientras, ríos de tinta corren sobre su posible fichaje por Red Bull o Ferrari.
Pero su representante, Simon Fuller, desmiente todos los rumores: "Puedo decir categóricamente que no hay conversaciones con Red Bull o Ferrari. De hecho, no hay conversaciones con nadie", asegura dispuesto a acallar los rumores sobre el supuesto divorcio con McLaren.

Fuller trata de apaciguar los ánimos después de otro fin de semana complicado, y asegura que, de momento, McLaren y sólo McLaren es el futuro de Hamilton: "Si hubiera alguna conversación, primero sería con McLaren. Lewis está contento aquí y todavía es optimista sobre disputar el campeonato", asegura.

Otros informadores, por el contrario, aseguran que el propio representante de Hamilton estaría al margen de las supuestas conversaciones de Lewis con otros equipos, pues fue el piloto inglés quien personalmente fue buscando por el paddock tanto a Horner como a Domenicali, a espaldas de su representante.
Por Héctor Campos