Uno de los principales problemas de nuestra alimentación radica en la incorrecta distribución de las comidas a lo largo del día. A pesar de que el desayuno es una de las comidas más importantes del día los españoles continuamos realizando una ingesta nutritiva bastante deficiente