En Ferrari decidirá el enfoque del resto de temporada
No parece una coincidencia que Ferrari haya señalado la cita del Gran Premio de Gran Bretaña, en Silverstone, como un indicador clave a la hora de tomar un enfoque para lo que resta de la temporada 2011. Con Red Bull escapándose en la lucha por el título, la Scuderia ha admitido que podría concentrar sus esfuerzos en la próxima temporada después de la prueba británica, que se celebrará en julio.

Se espera que sea en Silverstone donde se comience a aplicar la polémica decisión de la FIA de restringir el uso de la tecnología de los escapes soplados, la cual debe ser confirmada tras una reunión técnica esta semana en Londres.

El otro gran rival de Red Bull, el equipo McLaren, también espera que la prohibición afecte al rendimiento del hasta ahora dominador RB7. "Los cambios de normativa van a animar las cosas", pronosticó Hamilton.

Mientras, el piloto probador de Ferrari, Marc Gené, declaró al diario El Mundo: "Los otros equipos no están seguros de qué hace al Red Bull el coche más competitivo de la parrilla".

"Probablemente sea un conjunto de cosas, pero no es un secreto que ellos fueron los primeros en desarrollar el escape soplado que ahora ha alcanzado un alto nivel de evolución".

Por su parte, el jefe de Gené, Stefano Domenicali confirmó al diario español Sport que la de Silverstone será una cita decisiva para el equipo de Maranello: "Ahora tenemos que sacar el mayor número de puntos posible en Valencia, y luego mirar a Silverstone, que es donde veremos el efecto real del cambio de normas", manifestó el italiano.

En tanto, la revista italiana Autosprint aseguró que en Red Bull están furiosos con la prohibición, y que entre bambalinas argumentan que podría ser ilegal. En este sentido, el diseñador del RB7, Adrian Newey, señaló en Canadá: "Estoy de acuerdo con los cambios de normativa a mitad de campeonato por una buena razón, como la seguridad, pero este no es el caso. Es absurdo".
Por Dani Pérez Corona