La continuidad del alemán en la Fórmula 1 podría alargarse dos temporadas más, hasta 2014
El contrato de Michael Schumacher con Mercedes GP expira a finales de la próxima temporada. Sin embargo, gracias a su notable actuación en el Gran Premio de Canadá y a unas declaraciones en las que el propio kaiser hablaba sobre un regreso de cinco años, han hecho que se intensifiquen los rumores sobre una posible ampliación de su contrato. El alemán, restando importancia al asunto, ha señalado que decidirá su futuro dependiendo de los resultados, pero que ahora no es el momento oportuno para debatir.

Michael Schumacher volvió a brillar como una de las estrellas del automovilismo más competitivas durante el Gran Premio de Canadá, prueba en la que demostró su buen potencial y profesionalidad que le han hecho proclamarse siete veces campeón del mundo. A pesar de las críticas y modestas actuaciones tras su regreso a la Fórmula 1, el heptcampeón se quedó a las puertas del podio en el Gilles Villeneuve, después de haber rodado en la segunda posición. Con su progresiva mejora y las ganas de lucha del kaiser, no es de extrañar que ya se haya hablado de una posible renovación con Mercedes.

Además, el jefe de equipo de las flechas plateadas, Ross Brawn, intensificó los rumores asegurando que no será hasta 2012 cuando cuenten con un monoplaza competitivo, capaz de luchar por las victorias carreras tras carrera. Sin embargo, Schumacher ha querido quitar hierro al asunto. "He oído las especulaciones y ha sido una interpretación de mis comentarios. Todavía he de completar las tres temporadas. Decidiré mi futuro pronto, también dependiendo de los resultados", afirmaba el alemán al diario francés, L' Equipe. Schumacher también aprovechó para explicar sus declaraciones sobre una posible permanencia de cinco años tras su regreso en 2010. "Una ampliación de contrato no es lo que quise decir. Hablaremos del futuro en el momento adecuado", añadía el alemán.

El director deportivo de Mercedes, Norbert Haug, señala que la progresión de Schumacher se debe al esfuerzo, mejoría del monoplaza pero también a las características de la competición. "Esto es deporte, la situación cambia rápidamente. Ha demostrado que todavía puede hacer un buen trabajo si le damos el coche adecuado", señalaba el directivo de las flechas plateadas a Tuttosport. "Es como lo que ha pasado con su hermano Ralf en el DTM. Tuvo muchas críticas pero ahora está consiguiendo buenos resultados", añadía el alemán.

Incluso el presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, ha afirmado que la actuación de Schumacher en Montreal es el primer paso para nuevos logros. "Encuentro increíble que en un año y medio no haya podido hacerlo. Me alegré de verle arriba, y no olvidemos todo lo que nos ha dado", señalaba el magnate italiano, también haciendo hincapié en los éxitos que el alemán e Il Cavallino Rampante compartieron años atrás.
Por Cristina Díaz