ASSEN (HOLANDA), 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) afronta con ilusión el Gran Premio de Holanda, séptima cita del Campeonato del Mundo, por llegar a su circuito "favorito" y por tratarse del 50 aniversario de la marca de los diapasones.

"Assen es mi circuito favorito, he ganado en todas las categorías y también lo hice el año pasado. Este año es muy especial llegar aquí porque celebramos nuestro 50 aniversario", reconoció en declaraciones facilitadas por su equipo.

El vigente campeón del mundo, que cedió el liderato a Casey Stoner con su caída en Silverstone, sabe que debe reaccionar. "Ahora estoy segundo en el Mundial y queremos meter presión al líder", apuntó.

Por ello, el mallorquín se marca el objetivo de volver, al menos, al cajón. "Necesito hacer el mismo trabajo que ya he hecho antes esforzándome al máximo. El equipo está concentrado y quiero volver para al menos acabar en el podio", sentenció.