Red Bull y Renault, más cerca de ampliar su contrato
Falta decidir los detalles de los V6 Turbo de 2014
Red Bull Racing está a punto de extender su contrato con Renault para el suministro de los motores de Fórmula 1. A falta de los últimos retoques sobre los nuevos motores acordados para 2014, todo a punta a la continuación de una alianza exitosa que va camino de llevarse de calle ambos mundiales de esta temporada.

A finales de 2012 concluye el actual acuerdo entre la escudería Red Bull y el proveedor de motores, Renault, pero probablemente continuará según las declaraciones del propietario, Dietrich Mateschitz: "Siempre hemos intentado asociarnos con un gran constructor. Renault seguirá siendo nuestro principal objetivo para un nuevo acuerdo para 2013 y más allá".

A pesar de que hace unos años Red Bull hizo público su descontento con el potencial de las unidades de Renault, e incluso intentó asociarse con Mercedes-Benz hace un par de temporadas, Helmut Marko, asesor deportivo del equipo de bebidas energéticas, confirma su intención de seguir con Renault: "Las conversaciones con Renault sobre 2013 y más allá han progresado muy bien", informa Autorsport.

Estas declaraciones corresponden a negociaciones previas a la fijación final de los nuevos motores V6 turbo de 1,6 litros para 2014, pero el equipo confía en seguir en la buena dirección: "La extensión del nuevo contrato estaba a punto antes de la nueva situación de los motores. Sobre los V6 turbo para 2014 hemos recibido señales positivas de Renault, pero tenemos que hablar los detalles de la nueva situación".

La posibilidad de que Red Bull fabricara sus propios motores en asociación con la compañía austríaca AVL List está prácticamente descartada: "Sólo se haría en condiciones extremas si no hubiera proveedores para nosotros", asegura Marko.
Por Héctor Campos