MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La comisión "anticonstitucional" de la Ley Sinde va a "censurar en Internet bajo su criterio", lo que supone el "problema de fondo" y es "una cuestión que va más allá de los internautas", ha manifestado este martes Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas. "Me pongo en manos del juez pero no en las de quien lleva el negocio, y eso es lo que está haciendo el Gobierno", ha señalado.

"Las sociedades de gestión tienen un grave problema porque no pintan mucho, Internet ha puesto patas arriba lo que significa tener intermediarios", ha manifestado durante el I Foro Uce de discusión sobre políticas europeas, que lleva el título de 'La creación cultural en la era de internet'.

Los internautas se han puesto "en pie de guerra" por el canon digital, ya que "se ha hecho de malas maneras, como un acuerdo privado impuesto a la ciudadanía", critica. Según indica, la aplicación del canon supone entre el 30 y el 40 por ciento del precio final, algo que ha provocado el cierre de empresas y fábricas y que propicia el "mercado negro". "Si no se soluciona esto, entrar en otras cuestiones no servirá de nada", subraya.

En cuanto al cambio de modelo de negocio, ha indicado que "cuando el agua te llega a casa ya no puedes obligar a la gente a que se compre un botijo". "Internet va muy deprisa, para legislar correctamente si no se hace online no sirve para nada", apunta Domingo, para quien el problema es que "las leyes y la justicia no funcionan".

En cuanto al uso de la red, destaca que "no hay tantas descargas ilegales en Internet porque el ADSL que tenemos en España no da para tanto". Por ello, indica que "no se trata de quitar el canon y que lo cobre Telefónica". "En menos de 15 años se ha digitalizado el conocimiento humano, todo el mundo debería tener acceso a ello, aunque no digo que tenga que ser gratis", indica.

Otro "eterno olvidado" en el terreno legislativo es el "dominio público, la obra más grande a la que se puede acceder gracias a la red". Domingo denuncia que "las fronteras de este ámbito no están lo suficientemente establecidas" y critica que "hay trampas". "Hay que aceptar la reconversión de los contenidos, aún no se ha planteado como desarrollar la propiedad intelectual en la red", concluye.

LEY SINDE, "DESPROPORCIONADA"

Por su parte, Alejandro Touriño, responsable del área Information Thecnology del bufete de ECIJA abogados, ha indicado que la Ley Sinde eleva la propiedad intelectual a la categoría de la defensa nacional, el respeto a la dignidad o el principio de discriminación, algo que es "desproporcionado".

Algunos de los problemas de la Ley Sinde son, en palabras de Touriño, los plazos utópicos, la nula intervención del juez, la contradicción con lo que dictan los jueces y la cuestión de territorialidad, ya que los sistemas de bloqueo al acceso a webs extranjeras pueden suponer un límite a la libertad, como ocurre en China.

Durante este foro también se ha hecho referencia al copyright, un modelo para el que "existen alternativas", según Touriño. "Hay que debatir el modelo actual y la manera en que el usuario de la red puede hacer uno de contenidos de terceros", propone.