El té contiene la mitad de cafeína que el café (60mg por taza) y las mismas propiedades estimulantes. Es rico en minerales y vitaminas. Los especialistas lo recomiendan por sus beneficios al organismo, pero advierten que, al igual que el café, puede ser perjudicial si se toma en exceso.