La Scuderia llevará a Silverstone mejoras en el suelo, los escapes y un alerón trasero nuevo
Se acerca el Gran Premio de Gran Bretaña, que se disputará en el remodelado circuito de Silverstone, conocido también como la Casa del deporte del motor en Inglaterra. Esta será la novena cita del campeonato y una de las más icónicas del calendario, que llega en un mes de mucho trabajo en el que aún quedan otras dos carreras por disputarse, los Grandes Premios de Alemania y Hungría. De esta manera, en este mes de julio la Scuderia Ferrari podrá valorar qué rumbo toma el Campeonato para ellos.

El inicio de temporada no ha sido demasiado bueno para los de Maranello, pero en las últimas carreras hemos podido volver a verles en el podio, tanto en Mónaco como en Valencia, ambos circuitos urbanos donde la eficiencia aerodinámica no juega un papel determinante. Ahora llega una pista de muy diferentes características, para la cual Ferrari viene cargado de mejoras aerodinámicas que esperan que recompensen el esfuerzo de los últimos meses.

Fernando Alonso, piloto de la Scuderia, ha declarado al respecto: "Las últimas carreras han sido muy importantes para todos nosotros y no habíamos sido tan competitivos esta temporada como hasta ahora. Ha sido significativo estar en la lucha por el podio y también por la victoria, porque nos permite afrontar con otro espíritu las próximas carreras".

En el Gran Premio de Gran Bretaña los de Maranello traen un nuevo paquete de mejoras que afectarán al suelo y a los escapes, además de un alerón trasero actualizado. En cuanto a la posibilidad de lluvia, en Silverstone cualquier cosa puede ocurrir: "se puede pasar enseguida del sol a la lluvia y viceversa. Tenemos que estar preparados para afrontar cualquier cambio del tiempo y aprovecharlo a nuestro favor".

En cuanto a Pirelli, Alonso está satisfecho con el espectáculo que permiten sus compuestos y se preocupa en absoluto por los neumáticos duros y blandos que Pirelli ha elegido para Silverstone: "Los neumáticos se comportan bien y no hay problemas de ningún tipo. Son los mismos para todos: sabemos que algunas mezclas se adaptan mejor que otras a nuestro coche, pero nos corresponde a nosotros el intentar hacerlas funcionar de la mejor manera, trabajando sobre el equilibrio y la aerodinámica", comenta.

Felipe Massa por su parte, comparte con Alonso el deseo de mejorar más aún el rendimiento de las últimas carreras: "Espero que el progreso que hemos hecho durante las últimas semanas nos permita mejorar más aún, a pesar de ser una pista (Silverstone) que no encaja bien con nuestro coche. Volvemos a la pareja de compuestos de principios de temporada, y aunque es verdad que tenemos dificultades con los duros, es igualmente cierto que el monoplaza ha mejorado desde entonces. Si en Silverstone tenemos ritmo, será una buena señal y una buena confirmación de que hemos trabajado en la dirección correcta durante los pasados dos meses".
Por África Rosaleny