Fernando Alonso, tercero a 117 milésimas de la Pole
Red Bull ha visto mermada su ventaja respecto a sus rivales con las limitaciones que impone la normativa de la FIA para los difusores soplados. Sin embargo, no ha sido Sebastian Vettel sino Mark Webber quien ha firmado la Pole Position para el GP de Gran Bretaña. El australiano ha sido 32 milésimas más rápido que su compañero y da un importante paso hacia la renovación por una temporada más en el equipo austriaco, pero los de Christian Horner no las tienen todas consigo: Fernando Alonso ha logrado el tercer puesto final, a poco más de una décima de Webber.

La amenaza de lluvia ha condicionado el desarrollo de la sesión de calificación para el Gran Premio de Gran Bretaña. De hecho, los pilotos han tenido que renunciar a su último intento en los últimos minutos de la Q3, cuando unas gotas inoportunas han restado agarre al asfalto de Silverstone. No ha sido un gran chaparrón, pero ha bastado para que Alonso y Vettel se conformaran con sus posiciones.

En todo caso, los más perjudicados por la lluvia en esta calificación han sido los McLaren que, a causa de la lluvia, no han podido mejorar unos tiempos muy discretos que han dejado Button en la quinta plaza y a Hamilton en un lejano décimo puesto. Button ha declarado sin ambages que mañana quiere luchar por la victoria y, si el tiempo permanece tan inestable como ayer y hoy, es perfectamente posible.

La lluvia ha hecho acto de presencia en la Q3, pero también en la Q1. De hecho, Fernando Alonso se ha salido en los primeros compases de la sesión y poco le ha faltado para quedarse atrancado en la puzolana, pero la buena suerte de Fernando se ha tornado en lo contrario para Jaime Alguersuari, que no ha podido completar una vuelta 'seria' y con la pista mojada le ha sido imposible escapar de la zona de eliminación. Paradójicamente, el catalán pedía ayer una calificación en mojado, pero seguramente no esperaba un panorama tan variable. En todo caso, el decimoctavo puesto en parrilla no supone tampoco una cortapisa definitiva para Jaime, que ya remontó en Valencia y, además, sale por delante de su compañero Buemi.

Mucho mejor le han ido las cosas a Pastor Maldonado, que mañana tomará la salida desde la séptima posición en un momento clave para la moral del equipo Williams. Pastor sale ocho puestos por delante de su compañero Barrichello, que ha encontrado tráfico en la Q2, pero su gran trabajo no le ha servido para superar a un Paul di Resta espléndido en su Gran Premio de casa, que regala un sexto puesto en parrilla a Force India, cuya sede se encuentra en el mismo circuito de Silverstone.

Entre los equipos nuevos, cabe destacar la actuación de Heikki Kovalainen, que ha aprovechado el momento de máxima adherencia durante la Q1 para marcar un crono mejor que el de los Toro Rosso y asegurarse el paso a la Q2, un hito que la escudería de Tony Fernandes no había logrado desde su debut en 2010.
Por Cristóbal Rosaleny