Esto es un borracho que está llegando a su casa cantando y haciendo mucho ruido, un vecino abre la puerta y le dice:

- ¡¡Psss!!, ¡Que su mujer se va a despertar!
- ¡No se preocupe!, mi mujer seguro que me está esperando para jugar al exorcista!
- ¡Ah…, Si! y ¿cómo es eso?
- ¡Ella me sermonea y yo vomito!!!!