Trulli sobre la polémica de los difusores soplados: "La situación es bastante ridícula"
Pide que se deje de crear confusión ahora que la F1 da espectáculo
La normativa del difusor soplado es confusa para los aficionados, pero también lo es para los mismos equipos. Éste es alguno de los titulares que Jarno Trulli ha dejado escritos en el periódico La Republica, rotativo que el italiano ha usado para pedir cohesión a los directores de equipo.

La inseguridad que ha denotado la FIA al tratar el tema de los gases de escape fue uno de los temas más candentes del pasado fin de semana. Finalmente la institución de Jean Todt limitó al 10%, de nuevo y para todos los equipos, la cantidad de gases que podían expulsarse sobre el difusor en fase de frenada, pero la situación confundió a más de uno en el paddock.

Jarno Trulli es crítico con los actuales cambios de normativa. "No está bien cambiarlo todo a mitad de temporada", escribió el italiano. "Es impensable, crea una gran confusión y los directores de equipo deben llegar a un acuerdo, a un punto de vista común, y no cambiarlo todo hasta el final de temporada".

Jarno Trulli asegura que Team Lotus no sabía interpretar las órdenes que le llegaban desde la FIA. "Hubo un momento en el que nuestros chicos no podían entender qué estaba permitido y qué no lo estaba; es demasiado complejo incluso para nosotros", dijo el veterano piloto. "Como piloto, no puedo decirte qué está bien y qué está mal. La situación es bastante ridícula".

El piloto de Pescara no se cree a la FIA cuando dice que se modificó la normativa por motivos de seguridad. "Los problemas parecen ser más políticos que técnicos e indudablemente es difícil explicárselo al público", explica el italiano.

El de Team Lotus no es partidario de discusiones internas entre directores de equipo. "Han de dejar de decir que están descontentos y sugerir algo definitivo", dijo en alusión a la conferencia de prensa del viernes, en la que Horner y Whitmarsh se intercambiaron un par de palabras. "La constante revolución no hace otra cosa que crear confusión. Paremos de arruinarlo todo ahora que estamos en un momento en el que la F1 está dando espectáculo y adelantamientos. Paremos de discutir".
Por Martí Muñoz