La compañía WPP refuerza el plano comercial de la F1
Según informa The Financial Times, WPP, compañía de servicios en comunicación global, está haciendo su entrada en la Fórmula 1. La empresa británica se ha hecho con una participación minoritaria de Just Marketing, líderes del patrocinio y marketing en la máxima competición. Tal y como asegura el fundador de WPP, Sir Martin Sorrell, este deporte necesita aproximarse aún más al marketing.

La Fórmula 1 es más que un deporte. En los últimos años, la competición reina del automovilismo se ha convertido también en un negocio que interesa cada vez más a empresas y accionistas alrededor del mundo.

Tal y como ha informado The Financial Times, la compañía de servicios en comunicación global, WPP, capitaneada por su fundador Sir Martin Sorrell, está tomando una participación minoritaria en una de las mayores empresas de patrocinio de la F1, Just Marketing. A parte de ser el director de WPP, Sorell también es miembro de la junta de CVC, el accionista mayoritario de la competición. Según el empresario británico, el deporte de motor y la F1 han crecido significativamente, ‘pero necesitan un enfoque más profesional en la parte de marketing’. "El deporte de motor es una área muy interesante. Es muy global, tiene buen alcance y con sus eventos en vivo tiene un tremendo efecto en los medios cruzados y nuevas oportunidades comunicativas", señalaba Sorrell.

Por su parte, el fundador y director de Just Marketing, Zak Brown, asegura que el acuerdo con la competición sigue adelante. "Resultará en traer más clientes y más dinero al deporte", afirmaba Brown. Actualmente, Just Marketing se encarga del patrocinio de clientes como LG, Johnie Walker y UBS en la Fórmula 1.

Sin embargo, el director de la empresa americana sigue preocupado en que la política de la F1 es una barrera para la participación de algunos patrocinadores potenciales. "Creo que cruza la línea de vez en cuando, y estoy seguro de que hay algunas compañías que no participarán en la F1 porque no pueden soportar la política", finalizaba Brown.
Por Cristina Díaz