Horner está enfadado por la actitud del australiano
Christian Horner ha revelado que la escudería Red Bull decidirá a finales de agosto el futuro de Mark Webber, a pesar de que hace tan solo unas semanas, ambas posturas habían acordado sentarse para hablar de una renovación que pasaba por ser un mero trámite. Sin embargo, la insumisión del australiano ante las órdenes de equipo que Horner le impuso durante la pasada carrera en Silverstone, han hecho peligrar el acuerdo.

Antes de que el Gran Premio de Gran Bretaña se celebrara, parecía que tan solo era cuestión de días que Mark Webber estampara su firma en un nuevo contrato que lo vincularía con Red Bull hasta finales de 2012. No obstante, el panorama podría haber cambiado para el australiano.

El pasado domingo, a escasos kilómetros de la bandera a cuadros, Webber hizo caso omiso de las órdenes que su equipo le hizo llegar por radio, algo que ha llevado a Christian Horner a preguntarse hasta qué punto el aussie piensa en el bien del equipo.

"Si las 500 persona que trabajan en nuestro equipo sólo pensaran en si mismas no podríamos alcanzar nuestros objetivos", dijo en declaraciones al diario Bild. "Puso en riesgo la segunda posición de Sebastian, su tercera posición y 33 puntos del equipo".

El director de Red Bull Racing ha anunciado que a finales de Agosto su equipo decidirá si renueva o no al piloto australiano. "Debe aportar armonía al equipo. Comprendo que él estaba compitiendo, pero se arriesgó innecesariamente a un accidente", dijo Horner en cuanto se le preguntó si Webber había puesto su volante en peligro. "No tenemos un problema con los pilotos, todo el pitane llama a nuestra puerta. Tenemos tiempo".

Esta semana han vuelto a cobrar fuera los rumores que situarían a Kimi Raikkonen al volante del RB8 en 2012, en sustitución de Mark Webber. Christian Horner habló voluntariamente de dichas especulaciones. "Creo que su cabeza está en otro lugar; no he visto señales de que quiera volver".

Helmut Marko se ha encargado de desmentir totalmente estos rumores: "Kimi Räikönen no es y no será una opción para nosotros. No correrá para Red Bull Racing. Estos rumores son descabellados y estúpidos".
Por Martí Muñoz