De la Rosa confía en McLaren: "La remontada ya no es un milagro, es una realidad posible"
Tras el GP de Gran Bretaña, ya no cree que Red Bull sea imbatible
El circuito de Silverstone es un trazado que debía amoldarse a las características de Red Bull. Sin embargo, la victoria de Ferrari y la diferencia de segundos sobre Sebastian Vettel y Mark Webber hacen que, en opinión de Pedro Martínez de la Rosa, ya no se necesite un ‘milagro’ para superar a los vigentes campeones.

El Gran Premio de Gran Bretaña fue la primera prueba de la temporada que se adjudicó Ferrari. Tras ganar con 20 segundos de ventaja sobre Sebastian Vettel, el ritmo de Red Bull se vio superado por el de Il Cavalino Rampante y tal actuación ya ha dado a pensar que quizá los vigentes campeones no sean tan imbatibles como lo parecían a inicios de año.

El piloto reserva de McLaren, Pedro Martínez de la Rosa, ha reconocido el decepcionante fin de semana de la escudería de Woking en el Gran Premio de casa. No obstante, el español está contento porque Sebastian Vettel y Mark Webber fueron superados por Ferrari. Situación que desvanece la idea de que solo podían ser batidos gracias a un ‘milagro’. "Invita a pensar en que la remontada ya no es un milagro, es una realidad posible, difícil pero posible", escribía de la Rosa en su columna en formulasantander.com

"Quizá haya sido la victoria más contundente de toda la temporada en un circuito que parece haber sido diseñado para los Red Bull, por lo que todo ello, error incluido en el pitstop de Vettel y Red Bull teniendo que tirar de órdenes de equipo para proteger a su líder", añadía el piloto reserva de McLaren.

Por su parte, Alonso afirmó que la victoria en Silverstone fue una inyección de moral tanto para él como para Ferrari, al mismo tiempo que aseguraba que se mantendrá el nuevo enfoque más agresivo de la escudería. "Quizá ocurrirá que pagaremos un alto precio por ello, pero no hay alternativa. Definitivamente no vamos a abandonar pero debemos pensar en el campeonato, como dijo Montezemolo, debemos mantener los pies en el suelo", reconocía el bicampeón.
Por Cristina Díaz