El huevo es un alimento muy susceptible de sufrir contaminaciones. Por esta razón te recomendamos que antes de usarlos limpias la cáscara con un buen chorro de agua.