Con la primavera muchas personas sensibles pueden notar un bajo estado emocional. Para evitarlo, conviene comer alimentos que favorezcan la producción de serotonina tales como cereales integrales, aceite de oliva, pescado azul, nueces, semillas de girasol y quesos frescos.