Que sólo haya pruebas en invierno lastra el desarrollo
Uno de los grandes problemas, especialmente para los equipos grandes, es la ausencia de pruebas y entrenamientos fuera de la competición durante la temporada. Las escuderías podrían avanzar desarrollando su arsenal tecnológico pero sus experimentos se reducen a lo que los datos obtenidos a través de simulaciones por ordenador. Aparentemente la mayoría desea que haya al menos una pequeña ventana de pruebas durante la temporada para poner sobre el asfalto sus evoluciones.

Los equipos se encuentran en conversaciones con la FIA con el propósito de recuperar alguna jornada de pruebas durante la temporada. El propio Jean Todt ya se ha pronunciado a este respecto y se cree que si no se amplía el número de jornadas de entrenamientos, algunas de las sesiones invernales pasen a algún momento durante la temporada en la que el calendario lo permita.

El presidente de la FIA dio su beneplácito a esta posibilidad durante el GP de Turquía y es por ello que las escuderías andan discutiendo las diversas posibilidades. El problema no es si las quieren o no, sino de que manera se podrían ejecutar sin que se disparasen los gastos, algo que está analizando el Sporting Working Group (Grupo de Trabajo Deportivo).

Una de las ideas aportadas es que este tipo de pruebas se hagan coincidir con algún Gran Premio al estilo de las pruebas que se hicieron con rookies el año pasado en Abu Dhabi tras acabar su carrera. Recordemos que todas las formaciones mantuvieron en el emirato árabe sus monoplazas para dar la oportunidad de testar a pilotos novatos; a estas jornadas se añadieron dos más para chequear las primeras sensaciones acerca de los compuestos Pirelli. Esta previsible 'supersemana' con pruebas para el desarrollo y para pilotos novatos podrían tener lugar en el parón veraniego de agosto, permitiendo su merecido descanso a las estructuras 'de carreras' y 'las de pruebas' funcionar de manera alternativa haciéndose cargo de esto.

Jean Todt se pronunció a este respecto en Turquia de manera positiva ante la situación. El francés dijo durante una rueda de prensa en Turquía que sentía que era ridículo que los equipos no se prueba en todas vez que la temporada había se puso en marcha. En su momento declaro, "para mí, es una decisión estúpida que no haya pruebas durante la temporada. En el pasado, era una locura tener pruebas ilimitadas durante el año, pero pasar de ilimitadas a prohibirlas totalmente, no es la medida correcta". Con respecto a los rookies dijo "[esta escasez de pruebas] impide a los pilotos jóvenes hacer pruebas, no da la oportunidad a los que llegan para adquirir experiencia en F1, y estoy seguro que esta situación cambiará en el futuro".
Por José M. Zapico