Los frutos de pino piñonero son ricos en grasas poliinsaturadas, por lo que resultan muy adecuados para reducir el nivel de grasa en la sangre. Su gran riqueza en proteínas vegetales y minerales -potasio, fósforo, magnesio, ácido fólico y calcio- lo convierten en un alimento de primerísima calidad.