McLaren confía en recuperar la competitividad de Montreal
McLaren afronta el GP de Alemania con optimismo y ambición. Ninguno de los pilotos del equipo de Woking sabe lo que es ganar en el Eifel, motivo que suscita todavía más sus ganas por conseguir un buen resultado ante los ojos de sus motoristas, que este fin de semana competirán ante su público.

Lewis Hamilton: "Las dos carreras que he corrido aquí estuvieron cargadas de sucesos. La última vez que estuvimos aquí, en 2009, fue un fin de semana raro. Habíamos tenido problemas con el coche en las carreras anteriores, y los chicos de la fábrica habían trabajado muy duro para encontrar una solución".

"Pude sentir la diferencia en el coche desde la primera vuelta, se había transformado. Hice una buena calificación, hice una buena salida gracias al KERS Híbrido, y estaba en el liderato en la primera curva, cuando alguien me golpeó por detrás y me pinchó un neumático, lo que dañó el coche".

"En 2007 tuvimos una carrera loca; hubo un aguacero increíble en las primeras vueltas. Paré para poner neumáticos de lluvia después de haber sufrido un pinchazo, pero incluso con esos el asfalto estaba demasiado resbaladizo. Pasé por un charco y me fui recto, junto a otros pilotos".

"Dirección de Carrera acertó al parar la carrera, y los comisarios de Nürburgring hicieron un trabajo increíble en unas condiciones peligrosas, para sacarme de la grava con la grúa. Como mantuve el motor en marcha, pude volver y volver a tomar la salida. Iba con vuelta perdida, pero disfruté de la carrera, aunque acabé fuera de los puntos".

"La lección que hay que aprender de todas estas experiencias es que nunca hay que hacer predicciones cuando vas al Nürburgring. El circuito actual quizás sea menos épico que el original, de 20 kilómetros, y definitivamente es mucho más seguro, pero todavía puede picarte. Y el tiempo puede cambiar en cuestión de minutos, todas las estaciones del año se pueden concentrar en una sola tarde".

"Cuando esto pasa, sé que puedo confiar que el equipo Vodafone McLaren Mercedes reaccione rápidamente y decisivamente. Otra cosa de la que puedes estar seguro es que el ambiente de carreras será fantástico. Los fans locales saben como hacer una fiesta, y siempre se lo pasan bien, ¡sea como sea el tiempo!".

Jenson Button: "Este es un circuito verdaderamente histórico, que no se debe subestimar. Los restos del circuito original de 20km están en la puerta del lado, y ahí se vivieron algunos momentos memorables de este deporte, tanto buenos como malos. Pienso en 1976, cuando James Hunt ganó en un McLaren pero Niki Lauda tuvo un accidente espantoso, o en 1968, cuando Sir Jackie Stewart iba casi a ciegas por la niebla y el agua, pero aún así ganó por más de cuatro minutos, con una conducción para la memoria".

"Esta es una carrera que de verdad me gustaría ganar. En el año en que gané mi Campeonato aquí. Acabé quinto y mi mejor posición antes de eso era una tercera plaza, en 2004. Ser capaz de decir que has ganado en el Nürburgring es un logro increíble porque es un lugar histórico y desafiante. ¡La gente no conduce con pegatinas del Nordschleife en sus coches por nada!".

"Hay muchas zonas donde hay que frenar duro, y si las condiciones son caprichosas, que suelen serlo, debes hacerlo bien en cada curva. El tiempo puede cambiar en cualquier momento, por lo que caminas de puntillas. Quizás hemos perdido parte del impulso que ganamos en las carreras anteriores, pero no hemos perdido mucho. Aunque Silverstone fue decepcionante, este año nuestro ritmo ha sido bueno. A veces hemos sido más rápidos, a veces no".

"La llegada del DRS y del KERS Híbrido han hecho que las carreras sean mucho más impredecibles, y a la vez que es todo un reto para nosotros, también es genial para los espectadores, y creo que este fin de semana daremos un muy buen espectáculo".

Martin Whitmarsh, director de McLaren: "El circuito de Nürburgring es uno de los que cuyo nombre tiene más resonancia en este deporte. La lista de los ganadores históricos parece un 'Quién es quién' de las genialidades de la Fórmula 1, y muchos de ellos pilotaban para Vodafone McLaren Mercedes".

"La posibilidad de que el tiempo sea adverso y que las condiciones de la pista cambien constantemente, hacen que el trabajo en equipo sea de importancia vital. Nuestra victoria más reciente, en Montréal, demostró que una conducción soberbia, unas decisiones estratégicas inspiradas y claras, y un trabajo eficiente en los boxes pueden unirse para crear el resultado perfecto".

"Esta carrera se celebra en casa de nuestros compañeros del Mercedes-Benz High Performance Engines, que han estado y siguen estando en la parte delantera de la excelencia técnica de la F1. Es un honor para Vodafone McLaren Mercedes poder estar tanto tiempo vinculados con nuestros socios, y deseamos de verdad poder conseguir un buen resultado este fin de semana".

"Ha habido un poco de incertidumbre en las últimas semanas con la normativa de los gases del escape, y nuestro equipo entero ha demostrado una pasión y un compromiso enormes. Perdimos una oportunidad de hacer podio en Silverstone, y esa carrera fue el recordatorio de que, a la vez que siempre trabajan duro para mejorar la competitividad de nuestro coche, nuestros rivales están haciendo lo mismo con sus máquinas".

"Soy optimista de que podremos dar un paso hacia delante este fin de semana, y de que podremos retar a los de delante de nuevo. ¡Este será un GP de Alemania para el recuerdo!".
Por Martí Muñoz