Aunque a veces produzcan mal aliento, no se aleje de las cebollas. Existen estudios que prueban que las cebollas disminuyen condiciones respiratorias como el asma. Las rojas y amarillas son las más beneficiosas.