La degradación de los Pirelli, el factor más determinante
Han bastado cuatro meses de competición para superar el número de adelantamientos que se produjeron durante todo el año 2010. Los números demuestran que la nueva normativa que posibilita más cambios de posición no es ni el DRS ni el KERS, sinó los neumáticos Pirelli.

Un estudio realizado por Mercedes GP ha demostrado que esta temporada ya se han producido un total de 623 adelantamientos en nueve carreras (72 de media por GP), cifra que supera y con creces los registros de 2010 (547 adelantamientos - 28 de media por GP).

Carrera tras carrera se confirma que la F1 ha solucionado por fin el problema de la escasez de adelantamientos, gracias sobretodo a las tecnologías que se aplicaron con tal finalidad: El KERS, el DRS, y los neumáticos Pirelli, que tenían como objetivo crear más espectáculo que los Bridgestone.

No obstante, y pese a que en las primeras carreras fue muy determinante, el DRS no ha sido el factor que ha posibilitado más adelantamientos a lo largo de esta temporada. En total, 180 cambios de posición se han producido en la zona de DRS, cifra que dista de los 225 adelantamientos que se han producido en otras partes del trazado.

Estos números demuestran que la alta degradación de los neumáticos Pirelli ha contribuido a los adelantamientos más que el Drag Reduction System, que en Valencia y Silverstone 'tan solo' posibilitó 44 y 29 adelantamientos respectivamente.

Pat Fry cree que la efectividad del DRS en Nürburgring no será tan destacada como la que pudo verse en circuitos como Turquía o China. "La zona del DRS (de Alemania) requerirá que estés siguiendo a alguien de cerca en la curva de alta velocidad que va hasta la recta de atrás, lo que será un tanto desafiante", dijo el de Ferrari.
Por Martí Muñoz