Vuelve la tensión entre los dos pilotos de Red Bull
El incidente de las órdenes de equipo en Silverstone ha vuelto a abrir la brecha entre Sebastian Vettel y Mark Webber. Inmersos en las especulaciones de la renovación del australiano y a las puertas del GP en Nürburgring, el actual líder del mundial ha afirmado querer tener un compañero de equipo que muestre ‘sinceridad y respeto’. De igual manera, el alemán afirma que la relación entre ambos pilotos es respetuosa.

En las últimas vueltas del Gran Premio de Gran Bretaña, Mark Webber se encontraba a la estela de su compañero, Sebastian Vettel. Con un mejor ritmo en su RB7, el australiano intentaba adelantar al alemán, pero desde el pit wall le advirtieron que mantuviera la distancia, prohibiéndole así, realizar el adelantamiento.

Con tales palabras, ya en su momento se habló de órdenes de equipo en Red Bull (órdenes ahora legales) y ha hecho saltar chispas entre los dos pilotos de la escudería. Tras varias especulaciones sobre si Webber renovará para el próximo año, Dietrich Mateschitz afirmó que el australiano continuará con ellos.

"No me interesa saber quién será mi compañero de equipo, siempre y cuando él o ella sea una persona honesta y nos respetemos el uno al otro. Mucha gente ha malinterpretado la relación entre Mark y yo. Aunque no seamos los mejores amigos, nos respetamos el uno al otro", afirmaba Sebastian Vettel a la agencia de noticias DPA. Una vez finalizada la carrera en Silverstone, Webber reconoció haber ignorado las palabras que provenían desde el pit wall y en las que se le prohibía, de manera sugerente, que no adelantara al vigente campeón.

El germano también expresó su opinión sobre lo sucedido en la pista. "Creo que lo más importante es que cuando vuelva a casa esta noche, puedo mirarme al espejo y sentirme bien", señalaba Vettel. El incidente del GP de Gran Bretaña volvió a abrir la caja de los truenos en Red Bull y algunos rumores del paddock especulaban que el piloto de 23 años preferiría un nuevo compañero de equipo para 2012.

Coincidiendo con tales informaciones, uno de los nombres que más ha sonado en las últimas semanas es el de Lewis Hamilton. Sin embargo, el jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, ya descartó semanas atrás la incorporación del británico porque podría perturbar la ‘armonía’ de la escudería. "Se ha hablado mucho de ello porque la armonía del equipo es muy importante. Pero también necesitas dos pilotos que compitan entre ellos para explorar el límite constantemente", señalaba el piloto alemán.

Recientemente, el magnate de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, comparó el actual ritmo de Vettel con el que Michael Schumacher marcó en su momento. "Primeramente, no soy feliz hablando de mí mismo, preferiría que lo hicieran los demás. Por supuesto oír eso de Ecclestone es un honor, pero no me comparo con Michael. Él ha ganado siete títulos y yo solo he ganado el primero, aunque, por supuesto, quiero mantener el trofeo que conseguí el año pasado tanto tiempo como me sea posible", afirmaba el actual líder del mundial.
Por Cristina Díaz