El reglamento trae numerosos guiños hacia lo ecológico
La Federación Internacional de Automovilismo ha publicado el anteproyecto de reglamento técnico de lo que podremos ver en 2014 sobre el asfalto. Las soluciones técnicas e ideas son, en general, bastante revolucionarias y existen varias concesiones que pudieran 'venderse' como ecológicas.

La FIA quiere plantar las bases de su revolución -presuntamente- ecológica con miras a la temporada 2014. Con tanto tiempo por delante se pretende dar espacio a las escuderías a adaptarse con cierta facilidad a la novedosa normativa que contiene múltiples elementos que intentan hacer de la F1 una categoría más 'verde'.

Estos son algunos de los puntos más interesantes:

- El motor será definitivamente un seis cilindros, 1.6 litros de capacidad, configuración 'en V' y con el régimen de giro limitado a 15.000 vueltas por minuto. Pesará un mínimo de 155 kilos. La presión de entrada de combustible no podrá superar los 500 bares, y no menos del 75% deberá ser inyectado directamente en los cilindros.

- El KERS refuerza sus funciones pudiendo desarrollar el doble de potencia que ahora; pasa a 120 Kwh -unos 160 CV- y podrá ser accionado durante 8,4 segundos en cada vuelta.

- Los monoplazas no podrán ser impulsados por su motor de combustión interna en el momento en que entren en la calle de boxes; tendrán que hacerlo a través del denominado ERS, una suerte de motor eléctrico que recargará su batería o acumulador energético obteniéndolo del resto de energía desarrollado en orden de marcha, esto es, no tendrá acumulada energía antes de la salida, sino que tendrá que ser desarrollada durante su avance en pista. Esta parte es sumamente curiosa porque este ERS es el sistema completo, pero una de sus piezas fundamentales será el denominado MGUH, o Unidad de Motor Generado por Calor (Motor Generator Unit Heat). Si los escapes se utilizan hoy para provocar 'downforce', a partir de 2014 servirán para aportar electricidad al motor eléctrico que los impulse por el pit lane. Si por el 'pit lane' irán 'a pilas', los motores de combustión interna tendrán que permanecer apagados. Arrancarán en el momento en que entren a pista y tendrán que hacerlo por sí mismos, accionados por el piloto y sin ayuda externa. Lo más parecido que existe actualmente es el sistema "Start/Stop" que usan muchos coches de calle.

- El número de marchas no quedará fijado en siete -como actualmente- sino que será flexible con un máximo de ocho. El peso de los coches nunca será inferior a 660 kilos.

- Las alas frontales pasarán a ser más pequeñas; perderán 15 centímetros pasando de 1.800mm a 1.650.


- Todas estas regulaciones se encuentran compiladas en un documento de 77 páginas que puedes descargarte desde aquí.