Fernando Alonso saldrá desde la cuarta posición de la parrilla en el Gran Premio de Alemania. Los escapes han vuelto a soplar tras la prohibición temporal de Silverstone, y con ellos, Red Bull ha afianzado su dominio. Sin embargo, Vettel ha quedado fuera de la primera línea por primera vez y Lewis Hamilton ha confirmado con su segunda posición que, como ya intuía Alonso, McLaren no está tan débil como pareció ayer en los Libres.

No le ha sorprendido especialmente el buen papel de Hamilton hoy: "Sí y no, depende, lo que pasa es que los viernes siempre son engañoso. Cuando un McLaren termina décimo o duodécimo, al día siguiente se lee que están fuera de combate; luego, cuando están segundos en calificación, que es donde han luchado todo el año, parece que sea una sorpresa, pero no lo es", ha dicho Fernando en declaraciones a las televisiones españolas presentes en el evento.

Ante las previsiones meteorológicas que señalan una altísima probabilidad de lluvia para mañana, Alonso coincide con el pronóstico: "Nosotros tenemos también previsiones de lluvia para mañana, así que todo puede cambiar. Sabemos que una carrera así es un poco como una lotería, así que necesitas la suerte de cara. Vamos a intentarlo todo. Normalmente en la crono es donde más sufrimos, en la carrera nos van bien las cosas. Estamos más o menos en la posición Dijimos que estaríamos entre dos y cuatro décimas por detrás, y hemos estado cuatro por detrás de ellos. En la salida hay que intentarlo, si salimos bien hay una buena posibilidad para adelantar en la primera curva. Tanto Hamilton como yo tenemos poco que perder, así que puede ser carrera bonita desde el punto de vista del espectador. Nos suele ir mejor cuando hay más calor, más temperatura en la pista, pero tampoco hemos sufrido mucho. Sin ir más lejos, ahora en la Q3 hoy hemos podido dar una vuelta más otra con los dos juegos de neumáticos y hemos conseguido calentarlo. Además, era lo mismo para todos", concluyó el bicampeón.
Por Cristóbal Rosaleny