El australiano ya consiguió Pole y victoria en Nürburging 2009

Mark Webber ha dado la campanada en la sesión de calificación para el Gran Premio de Alemania, donde ha batido a Lewis Hamilton y Sebastian Vettel en la lucha por la Pole Position que le permitirá repetir la posición de privilegio en la parrilla de salida que ya logró hace dos años, en la última carrera disputada en el trazado de Nürburgring.

Un inspirado Hamilton ha acabado tan sólo 55 milésimas por detrás del poleman, toda una sorpresa si consideramos las dificultades que McLaren acusó ayer e incluso en los entrenamientos libres matinales de hoy. Tampoco es habitual que Sebastian Vettel pierda su lugar en la primera línea de parrilla, algo que no sucedía desde hace 14 Grandes Premios. Mañana, sin embargo, el líder del Mundial se las verá con Fernando Alonso, que parte justo a su lado y promete arriesgar en la primera curva para ganar posiciones. En cualquier caso, cualquier pronóstico puede esfumarse si se confirman las amenazas de lluvia que el servicio meteorológico prevé para el cielo alemán durante el horario de la carrera.

Un Gran Premio en mojado podría cambiar sustancialmente el equilibrio de fuerzas entre los participantes, y los resultados de hoy también pueden leerse en esa clave, porque es probable que algún equipo haya sacrificado su máximo potencial en calificación para incorporar unos reglajes parcialmente adecuados para la lluvia. Por ejemplo, no es normal que Jenson Button haya cedido casi 1,2 segundos respecto a su compañero de equipo. Tal vez Jenson monte un reglaje propicio para el asfalto mojado y Hamilton lo haya apostado todo por el asfalto seco. La postura de Red Bull y Ferrari estaría a medio camino, en este escenario especulativo pero bastante probable. De hecho, la distancia entre los dos pilotos de Mercedes es la misma: Rosberg ha sido sexto 1,2 segundos por delante de un Schumacher sólo décimo.

De vuelta a la clasificación, Adrian Sutil ha sacado todo su orgullo para situarse octavo en la parrilla de Nürburgring, mientras que su compañero no ha llegado a la Q3 y mañana partirá duodécimo, justo por delante de Pastor Maldonado, que se lleva el mérito al mejor Williams en la parrilla. El venezolano ha aventajado a su compañero Rubens Barrichello en cuatro décimas de segundo. Sergio Pérez completa el buen panorama para los pilotos latinoamericanos, con un decimoquinto puesto que deja en dificultades a un Kamui Kobayashi que no pasó de la Q1. En todo caso, el equipo Sauber ha perdido ritmo respecto a los últimos Grandes Premios.

Por su lado, Jaime Alguersuari ha cedido 152 milésimas respecto a su compañero Sébastien Buemi y empezará el Gran Premio desde una discreta decimoséptima plaza. La lluvia puede ser la carta de salvación para el piloto catalán, que no esperaba conseguir mucho más en esta jornada de calificación en Alemania.

Por último, Heikki Kovalainen se ha llevado otra vez la mejor posición para un coche de los equipos nuevos, mientras que su nuevo compañero Karun Chandhok ha cedido nueve décimas y una posición en favor del Virgin de Timo Glock, que también ha recibido el empujón de su patria para firmar el vigésimo puesto en parrilla. Liuzzi y Ricciardo han cerrado la parrilla con los HRT, cuatro décimas por detrás de D'Ambrosio y muy igualados entre ellos. Daniel Ricciardo se ha declarado satisfecho con su progreso, aunque todavía no puede batir a su veterano compañero.
Por Cristóbal Rosaleny