Tras ganar en Alemania, el británico quiere repetir victoria en Hungaroring
La victoria en Nürburgring ha vuelto a sacar al Lewis Hamilton más batallador y confiado de sí mismo. El logro conseguido en el Gran Premio de Alemania le da alas para pensar en una posible repetición este fin de semana en Hungría. Según ha reconocido el británico, la prueba húngara no podría llegar en un mejor momento, tanto particular como forma de trabajo y rendimiento de McLaren.

Antes de llegar al parón vacacional, la Fórmula 1 celebrará el Gran Premio de Hungría días después de correr en Alemania. El ganador de la prueba en Nürburgring, Lewis Hamilton, ha comentado que la carrera en Budapest llega en un buen momento de la temporada tanto en términos propios de pilotaje como en mejoras en el monoplaza.

"Después de mi victoria en Nürburgring el domingo, el Gran Premio de Hungría no podría llegar en un mejor momento. La semana pasada el equipo actuó brillantemente y quiero mantener el momento en Hungría”, señalaba Hamilton. Con su logro en Alemania, el campeón de 2008 reavivó la Clasificación Mundial al mismo tiempo que mostró madurez e impecabilidad pilotando el MP4 26. Respecto a la lucha entre las tres grandes escuderías, el británico aseguraba; "no hubo mucha diferente entre McLaren, Ferrari y Red Bull en Alemania. Va a ser emocionante ver que equipo mantiene la ventaja este fin de semana".

En cuanto a las características de Hungaroring, el piloto de McLaren asegura que son muy diferentes a las de Nürburgring, tanto por el trazado en sí como por las condiciones ajenas a la prueba. "Va a ser un reto totalmente diferente. El clima será de más calor que el que tuvimos en el anillo y el circuito también será diferente. Hungaroring es una pista estrecha y revirada, no muy diferente a Mónaco en términos de niveles de carga aerodinámica. Siempre pilotamos a un alto nivel, así que es muy físico", aseguraba el campeón de 2008.

Por su parte, el jefe de equipo de McLaren, Martin Whitmarsh, reconoce que cuando Hamilton pilota tan bien como lo hizo en Alemania se convierte en una fuerza invencible. "Lewis demostró en Nürburgring que está en lo más alto de su pilotaje. Fue perfecto en la clasificación y, de nuevo, volvió a ser perfecto en la carrera. Cuando está en esta forma es muy difícil batirle", señalaba Whitmarsh.

Sin embargo, Jenson Button no ha corrido tan buena suerte como su compañero en las dos últimas citas. "Ha tenido algo de mala suerte en las últimas carreras. Pero mentalmente es fuerte y sabe que la marea volverá a su calma. Ha pilotado muy bien este año y ahora depende de nosotros darle un monoplaza a la altura de su talento", añadía el jefe de equipo de Mclaren.
Por Cristina Díaz