La FOTA pide la celebración de tres días de pruebas antes del 'tour europeo'
La recuperación de las pruebas durante la temporada parece inminente y Pirelli ha querido hacer su aportación al proyecto. El proveedor de neumáticos cree que lo ideal sería celebrarlos en pista inmediatamente después de los Grandes Premios, ya que, a su parecer, ayudaría a recoger más datos con los que poder trabajar posteriormente.

El pasado fin de semana, Autosport revelaba que los equipos de Fórmula 1 se acercan a un acuerdo para que las pruebas a lo largo de la temporada regresen.

Aunque Pirelli aprueba esta decisión debido a las pocas oportunidades que dispone de probar en pista a lo largo de la temporada, ha declarado que tendría más sentido que se llevasen a cabo en una pista de Gran Premio y que tuviesen lugar en los días posteriores a la celebración de la carrera.

El plan actual, que se discutió en una reunión de la Asociación de Equipos de Fórmula 1 (FOTA) en la noche del sábado en el circuito de Nürburgring, contempla la implantación de tres días de entrenamientos que tendrían lugar antes del comienzo de la etapa europea de la temporada 2012.

"Nos encantaría hacer una prueba a mitad de temporada en las condiciones de campeonato correctas, preferentemente en un circuito del campeonato", expresaba el director de Pirelli Motosport, Paul Hembery, "Lo ideal sería que nos quedásemos en él, como lo hacemos en la prueba de jóvenes pilotos en Abu Dhabi, porque así tenemos todos los datos de la carrera, además de los datos que se obtienen de las modificaciones".

"Desde nuestro punto de vista, sería ideal si pudiésemos quedarnos (en el circuito) después de una carrera, y realmente no nos importa después de cuál", explicaba Hembery.

Desde que la FIA los prohibiese en la temporada 2009, la decisión ha traído muchos inconvenientes. Muchas jóvenes promesas se han visto obligadas a disputar un Gran Premio completo sin haber rodado prácticamente en un Fórmula 1. El desarrollo de los monoplazas a lo largo de la temporada también se vio altamente afectado al no poder comprobar sus evoluciones antes de introducirlas en sus monoplazas durante los entrenamientos libres del viernes de cada Gran Premio.

El lugar elegido para albergar estas pruebas está aún por determinar, a espera de que la FIA emita su calendario definitivo para la próxima temporada. Aún así, parece que se celebrará en algún circuito que no acoja ninguna cita del Mundial de Fórmula 1, como el circuito de Mugello en Italia.
Por Maitane Santiago