Consumir carne roja dos veces por semana ayuda a prevenir la anemia. El hierro que contienen las carnes es el más absorbible. De entre las carnes, los hígados son los que proporcionan mayor cantidad de hierro