El británico afirma que puede luchar con Lewis cuando quiera
El piloto británico no es partidario de las llamadas 'órdenes de equipo', pero a pesar de ser legales no serán un problema para él, porque afirma que en su formación no piensan en ellas como arma estratégica contra otros participantes.

"El debate de las 'órdenes de equipo' no va a romper el equipo McLaren". Esta es la taxativa afirmación de Jenson Button acerca del siempre controvertido asunto de que los pilotos de un mismo equipo intercambien sus posiciones si alguno de ellos lleva ventaja en la tabla clasificatoria.

El año pasado eran ilegales y Ferrari tuvo que abonar una multa de 100.000 euros a cambio de que Felipe Massa dejase paso a su compañero Fernando Alonso; no era la primera vez que esto ocurría en Ferrari, pero no es el único equipo donde esto ha ocurrido. Este año la FIA decidió permitir este tipo de prácticas para evitar que se hicieran de manera disimulada y engañosa.

En McLaren, el poco discutible liderazgo de Lewis Hamilton bien podrían hacer pensar que Button, campeón del mundo de 2009, podría servir de simple escudero a los intereses de Lewis, a todas luces más rápido que su compañero. En declaraciones al diario Marca, Button muestra su parecer a este respecto. "Odio a las órdenes de equipo, y no creo que sea bueno para la F1, aunque muchas personas no estén de acuerdo conmigo. Lo bueno para mí es que en este equipo no hay órdenes de equipo, por lo que Lewis y yo podemos luchar entre otros tanto como queramos".

Los dos pilotos británicos mantienen una excelente relación personal y no parece existir entre ellos una marcada competitividad, por eso Jenson afirma "este año Lewis y yo nos hemos acercado (luchado) una vez, pero la mayoría de las veces siempre ha sido genial, con mucha acción".

La polémica ha saltado en la prueba de Silverstone, en la que se pudo ver una lucha entre Sebastian Vettel y Mark Webber, pero los mensajes de radio que la realización de FOM TV hizo públicos, hicieron patente que Red Bull pidió a Webber que no adelantase a su compañero, a la postre líder destacado del mundial. El equipo azul ha defendido esta postura en base a que querían evitar a toda costa ver chocar a sus dos pilotos como ya vimos en la carrera del año pasado en Turquía.
Por José M. Zapico