Trulli volverá a subirse al T128 en el GP de Hungría
Team Lotus llega al circuito de Hungaroring con el objetivo de acercarse a los coches de delante lo máximo posible antes de marcharse de vacaciones. Jarno Trulli volverá a pilotar el T128 con una nueva dirección asistida, mientras Karun Chandhok espera otra nueva oportunidad, quizá, para el próximo Gran Premio.

Jarno Trulli: "Obviamente estoy encantado de estar de vuelta en el coche y con ganas de volver a la pista de Hungría. El Gran Premio de Hungría se lleva a cabo en uno de los típicos circuitos de Fórmula 1 moderna, que es bastante de acelerar y parar y tiene un montón de curvas de baja velocidad sin ninguna muy rápida. Está lleno de baches y es desnivelado, y siempre hace mucho calor, por lo que es un gran reto para los coches y los pilotos. Aun así, me gusta la carrera allí, ya que fuerza a los pilotos físicamente, y conseguir una buena vuelta requiere de concentración y enfoque".

"Este año es más difícil que cualquier otra temporada predecir lo competitivos que vamos a ser en cualquiera de los circuitos, sobre todo porque hay tantos factores nuevos a tener en cuenta que las comparaciones con las temporadas anteriores son en gran medida redundantes. Sin embargo, creo que podemos esperar estar bien porque éramos competitivos en Mónaco, un circuito que es bastante similar a Hungría , cuya velocidad era relativamente baja con la necesidad de una buena tracción para salir de las curvas más lentas y no tanta dependencia en el rendimiento aerodinámico".

"Después de la carrera de Hungría voy a ir directamente a mi casa de Miami a pasar algún tiempo con mi familia allí. Cada vez que estoy en Estados Unidos me aseguro de tomar tanto sol como sea posible y me gusta salir en bicicleta siempre que puedo. Hay otros pilotos que están por lo general por allí cuando estoy, como Bruno Junqueira, al que conocí a través de la bicicleta y Juan Pablo [Montoya]. Él suele venir a saludarme y si bien no es muy ciclista estoy seguro de que volveré a verlo una o dos veces. Después estaré de vuelta para la próxima carrera en Spa, pero antes de esa carrera en agosto es el descanso de tres semanas para todos en el equipo. Todos ellos se lo merecen porque han trabajado muy duro durante todo el año y la temporada es muy larga, así que estoy seguro de que todos vamos aprovechar al máximo el tiempo libre y volver listos para el último tercio del año".

Heikki Kovalainen: "Después de la ola de frío en Alemania toca de nuevo el calor y el polvo de Hungría, escenario de mi primera victoria en la F1. Este año creo que la carrera de Hungría será similar a la mayoría de carreras para nosotros, pero como depende menos de la eficiencia aerodinámica creo que estamos más cerca de presionar a los que están un poco más adelante como en Silverstone. Tenemos que conseguir que los neumáticos funcionan correctamente y si estamos listos con la estrategia creo que la tarde del sábado podría ser interesante, ya veremos. Pase lo que pase tengo una gran acogida cuando estoy en Hungría. Siempre hay una gran cantidad de aficionados finlandeses allí y siempre me he ido de Hungría con buenos recuerdos, así que estoy deseando volver allí de nuevo".

"Una vez termine la carrera voy a ir a casa y pasaré un par de semanas con la familia y amigos en Finlandia para ponerme al día y mantener mi forma física. Puede ser que sea un día de fiesta, pero nunca dejo de entrenar, así que voy a hacer eso sin las distracciones de cualquier equipo o compromisos de los patrocinadores y eso es tan importante para mí como lo es para cualquier persona en el equipo, para recargar las baterías para la siguiente fase de la temporada".

Mike Gascoyne: "Hungaroring siempre ha sido uno de los circuitos donde todos los equipos colocan mucha carga aerodinámica en los monoplazas. Aunque no es un trazado urbano, requiere una configuración parecida a la de Mónaco y Singapur, ya que las características de la pista no exigen una elevada carga aerodinámica. Por tanto, la velocidad punta no es muy elevada, pero se logra un paso por curva muy elevado en una pista estrecha y revirada. Hace años, los equipos introducían unas piezas muy importantes a los coches en un intento de generar la máxima carga aerodinámica posible, y sacrificaban el rendimiento aerodinámico en favor de tener más carga. Ahora las reglas son muy estrictas y no hay ningún lugar en el monoplaza para añadir esas piezas que solían verse en Mónaco o incluso en Hungría".

"Con eso en mente, podríamos ver que las diferencias entre la parte delantera de la parrilla y los coches de detrás desciende levemente, algo que podría estar en nuestros planes de cara al fin de semana. Ya mostramos en Silverstone que somos capazes de entrar en la Q2 con la estrategia adecuada y quizás pase lo mismo en Hungaroring. Definitivamente influimos en los coches de delante, ya que no pueden arriesgarse a estar detrás de nosotros en la Q1 sólo con el compuesto duro, por lo que esperemos que lo podamos hacer de nuevo en Hungría y seguir peleando con los equipos de mitad de la tabla el sábado. En la carrera intentaremos tirar lo máximo posible, siempre y cuando nuestro ritmo sea bueno".

Tony Fernandes: "Hungaroring es la última carrera antes de que el equipo se tome un merecido descanso vacacional. Obviamente sé lo duro que trabajan todo en nuestro equipo, pero después de ayudar a recoger todo en Alemania, tengo otra prespectiva de las labores que se hacen fuera de la pista. No solo hablo del trabajo físico que requiere descargar toda la maquinaria en el circuito en tan sólo unas horas, sino también lo rápido y eficiente que todos trabajan para llevarlo a cabo en unas condiciones horribles en muchos casos".

"Los chicos de la fábrica también trabajan muchísimo durante todo el año, y con la suma de su esfuerzo las semanas pasadas, lograron erradicar en Nürburgring los problemas de fiabilidad que padecimos en anteriores Grandes Premios como el de Silverstone. Aquí en Hungría la clave es mantener ese objetivo y centrarnos en completar el mayor número de kilómetros posible en los tres días, intentar no cometer ningún fallo y aprovechar toda buena oportunidad que se nos aparezca".

"Jarno volverá esta carrera y será su primera oportunidad para probar la nueva configuración de la dirección asistida que estamos desarrollando y probando desde hace bastante tiempo. De todas formas, no esperamos milagros en ese tema Aunque vaya a ser muy pequeño, el objetivo de Jarno es que ese cambio responda fatisfactoriamente para sacar todo el rendimiento del coche. Será bueno verle de nuevo subido al monoplaza y estoy seguro de que tanto él como Heikki tirarán más fuerte que nunca en una pista que premia a los mejores pilotos".
Por José Javier Sainz y Miguel Carricas