Hamilton en primera línea, Alonso falla en su mejor vuelta

Sebastian Vettel saldrá de nuevo desde la Pole Position en el Gran Premio de Hungría. Después de dos carreras apartado de la primera línea de parrilla, el líder del Mundial ha vuelto a sentirse cómodo a los mandos de su Red Bull y ha batido por 163 milésimas a un Lewis Hamilton que le flanqueará en la primera línea de parrilla tras una inspirada actuación en la tanda cronometrada.

La climatología ha sido favorable a las necesidades de Ferrari, pero el 150º Italia estaba hoy un paso por detrás de sus rivales más inmediatos y cuando Fernando Alonso ha intentado sobreponerse a los límites de su máquina ha cometido un error que a la postre le ha relegado a la quinta posición en la tabla de tiempos. La pista se ha vuelto más rápida en los últimos minutos de la sesión y el bicampeón español no lo ha podido aprovechar a causa de un fallo en el sector central del circuito, por lo que Jenson Button y Felipe Massa han logrado superarle y plantear una carrera con inicio cuesta arriba para Alonso, que al menos parte desde la zona limpia de la pista y tratará de aprovechar las buenas salidas que su coche ha logrado en las últimas citas del campeonato.

Junto a Vettel, Hamilton ha sido la estrella de esta calificación en el revirado Hungaroring. El británico ha controlado las dos primeras fases eliminatorias e incluso ha sido capaz de superar la Q2 sin montar los Pirelli superblandos como sus rivales. Sin embargo, el mapa de motor extremo de los RB7 de uso exclusivo en las 'vueltas de la muerte' de la Q3 ha bastado a Vettel para adjudicarse su octava Pole de la temporada. En la otra cara de la moneda, Mark Webber ha sido 659 milésimas peor que su compañero y saldrá en la sexta plaza, lastrado por el mal funcionamiento crónico de su KERS.

Nico Rosberg se ha tenido que conformar la séptima posición, que parece la mejor posición para cualquier piloto que no compita para las tres escuderías hegemónicas que, por cierto, han vuelto a dar una lección de igualdad que probablemente disfrutaremos aún más en la carrera de mañana. Nico, que cumple 100 Grandes Premios en la categoría reina este fin de semana, ha encabezado un trío alemán que completan Adrian Sutil y Michael Schumacher.

Por su lado, Sergio Pérez completa el Top 10 de la parrilla con una actuación muy meritoria. El piloto mexicano ha aventajado a su compañero en tres décimas de segundo y empieza a abonarse a la Q3, todo un logro para un debutante que pilota un Sauber con el que Kobayashi no ha pasado del decimotercer puesto en parrilla. Por su lado, Vitaly Petrov ha superado a su veterano compañero Heidfeld, cuya continuidad en Lotus Renault no está precisamente garantizada, y Jaime Alguersuari se ha colado entre los dos pilotos de Williams, otra interesante batalla que esta vez ha vencido Rubens Barrichello frente a Pastor Maldonado a pesar de los problemas que también el brasileño ha sufrido en su KERS durante la Q2.

Para Alguersuari, que ha firmado el decimosexto lugar en parrilla, el balance del día es muy positivo, porque ha doblegado a Sébastien Buemi con una ventaja de ocho décimas y ha salvado el corte de la Q2 con un coche muy poco competitivo en esta pista. Por si esto fuera poco, el suizo sabe que perderá cinco puestos en la formación (saldrá vigesimotercero) por la penalización que la FIA le impuso en Nürburgring tras causar un incidente con Nick Heidfeld en la chicane NGK. El único punto gris para Jaime en el escenario donde debutó en Fórmula 1 hace ya dos años es precisamente la falta de velocidad en su STR6. Los puntos quedan lejos cuando Sauber, Force India e incluso Williams están por delante del equipo B de Red Bull.

Por último, no ha habido grandes sorpresas en las últimas líneas de parrilla, salvo que los Hispania han batido al Virgin de Jerome d'Ambrosio y poco les ha faltado para superar también al de Timo Glock. Todos han salvado el límite del 107%, y los chicos de Team Lotus incluso se han permitido rodar con neumáticos blandos en lugar de los superblandos, así que han podido guardar un juego nuevo más que sus competidores, algo que mañana puede traducirse en ventaja si consideramos el alto componente de degradación que Pirelli espera en la tarde de mañana.
Por Cristóbal Rosaleny