El italiano no descarta poder trabajar con el piloto en un futuro
Flavio Briatore espera pacientemente que se levante el embargo sobre su acceso profesional a la F1. Eso fue lo dictaminado por la FIA tras verse obligada a admitir el dictamen de los juzgados londinenses que exculparon a Flavio en lo tocante al Singapurgate 2008. Mientras llega ese momento y no, cuando habla siempre arroja ideas, convicciones y datos interesantes y anoche lo hizo con Rafa Fernández, de Onda Cero.

Cuando Flavio habla, todos callan y escuchan, porque con mucha frecuencia dice verdades alrededor de las que gira el pulso de la F1. Anoche lo hizo con Rafa Fernández y Alberto Collado en el programa Radioestadio del Motor, de Onda Cero y dejó caer frases como las que siguen:

Pregunta.- Han pasado 6 años desde el primer Mundial de Alonso en Renault con usted: ¿cómo lo recuerda?

Respuesta.- El primer Mundial siempre es el mejor y el más lindo. La primera vez fue muy emocionante porque Fernando era muy joven. Habíamos apostado mucho por él, sentía que era fenomenal, especial. Fue una temporada estupenda e increíble, porque en cada carrera siempre podíamos competir. Es un recuerdo único.

P.- ¿Qué es para usted Fernando Alonso?

R.- Alonso, antes que nada, es un amigo y ya nos conocemos diez o doce años. Hemos trabajado juntos durante mucho tiempo y sigo teniendo buena relación con él. Es una persona especial porque no es sólo un gran piloto, sino un chico normal, muy modesto, muy sincero, de verdad.

P.- ¿Echa de menos trabajar con él?

R.- Cuando trabajas con un campeón como él todo es muy fácil. Entre nosotros hubo mucha complicidad, que es algo muy importante. Ganamos un Mundial de forma increíble, el primer mundial con Renault fue un milagro. Trabajar con Fernando es muy bonito porque es muy animado, también cuando habla con los ingenieros es muy claro y da unas indicaciones muy importantes. Es uno de los pocos grandes pilotos junto a Senna, Prost y luego hay Schumacher. En los últimos veinte años hubo pilotos fenomenales y Fernando es uno de ellos.

P.- Entonces, no podemos descartar que en el futuro usted volviera a ser jefe de equipo de Fernando Alonso en la Fórmula 1...

R.- Ojalá, con mucho gusto. En la vida nunca se sabe, vamos a ver. De todas maneras, hablo con Fernando muy a menudo. Espero que Ferrari le dé un buen coche y que el año que viene pueda competir para ganar el Mundial.

P.- ¿Hay alguna posibilidad de que Ferrari, Fernando Alonso y Flavio Briatore puedan trabajar juntos?

R.- Sería estupendo, creo que Fernando y yo hemos hecho cosas excepcionales. Ahora está con Ferrari, donde hay managers muy valientes. Domenicali es un amigo, una buena persona, un buen manager. Luca Cordero di Montezemolo es una persona excepcional. Para mí es suficiente seguir a Fernando y verle cada domingo. Soy un tifoso de Ferrari, pero en la vida nunca se sabe, puede pasar de todo. Creo que Fernando podrá ganar el Mundial con Ferrari también sin Flavio Briatore.

P.- ¿Usted piensa que Fernando fue más feliz con Renault en la temporada 2005-2006 o lo es más ahora con Ferrari?

R.- Seguramente cuando ganó el mundial con Renault era muy feliz, pero estoy seguro de que cuando gane el Mundial con Ferrari será aún más feliz porque será el presente, no el pasado. Fernando es feliz cuando lleva una buena carrera. También hoy, aunque llegó en la tercera posición, porque con el coche que tenía a su disposición hizo una buena carrera. Ayer escuché una entrevista en la televisión italiana: estaba enfadado por el resultado de la calificación. Él se ríe sólo cuando va a ganar, llegar segundo es una tragedia: él siempre quiere ganar.

P.- ¿Se ve, en el futuro, como el patrón de la Fórmula 1?

R.- En el futuro hace falta bajar los gastos y bajar toda la tecnología. El piloto tiene que conducir con placer, mientras ahora tiene que hacer mil operaciones, pinchar botones a la derecha y a la izquierda. La Fórmula 1 tiene que volver a ser más normal, con los pilotos que puedan luchar entre ellos. Ahora es muy cara, los precios por temporada son muy altos. Tenemos que dar más valor al piloto, que es la estrella de la Fórmula 1. En el futuro los coches tendrán que ser menos tecnológicos y espero que las reglamentaciones sigan este rumbo.

P.- ¿Quién es el mejor piloto de la parrilla actual?

R.- Hay cinco o seis pilotos muy buenos y Fernando es el mejor. Luego están Hamilton, Vettel, Button y Webber. Rosberg es muy bueno también, aunque no tenga un coche que pueda competir. Fernando está haciendo cosas maravillosas aunque no tenga coches como los de Red Bull y McLaren.

P.- ¿El Gran Premio de Singapur ha sido su peor momento?

R.- Aquello fue un hecho político. Todos sabíamos que la FOTA era muy potente. Estábamos yo, Montezemolo, Hewitt de Toyota, también estaba Ron Dennis. Sabemos cómo se comportó Massa, que intentó eliminar a los enemigos con cualquier recurso. En Singapur era imposible para Fernando ganar aquella carrera, pero fue muy afortunado porque Massa tuvo algunos problemas, hubo dos safety car. Si Fernando no hubiese ganado luego no hubiera pasado nada, en cambio después de un año llegó la venganza. Me fui al tribunal de París y gané la causa. Fue una página muy fea porque después de 17 años de Fórmula 1 fuimos tratados como delincuentes.

P.- ¿Qué le falta a Fernando Alonso que tenga Schumacher y viceversa?

R.- Es muy difícil porque son dos pilotos totalmente diferentes. Fernando es un poquito mejor, porque cuando Michael tiene presión falla mucho, mientras que Fernando cuando tiene más presión aumenta su concentración. Habría sido estupendo tener a Schumacher y Alonso en el mismo equipo. Creo que en la calificación Michael podría llegar primero, pero Fernando ganaría la carrera.

P.- ¿Cree que Alonso podrá sobrepasar a Schumacher en Mundiales cuando se retire?

R.- Espero que sí, porque Fernando merece ser el mejor piloto de la historia. Ha decidido quedarse en Ferrari hasta terminar su carrera y espero que Ferrari le dé un coche para que Alonso pueda ganar más títulos que Schumacher.

P.- ¿Cómo se ve más en el futuro: jefe de un equipo o de la Fórmula 1?

R.- Veremos... De momento trabajo de niñera (risas).
Por José M. Zapico