El nuevo difusor soplado, al igual que un nuevo suelo, se presentará en Bélgica
Red Bull está ultimando dos grandes mejoras en su fábrica de Milton Keynes, que verán la luz en Spa-Francorchamps. El objetivo de la formación británica es rebajar en tres décimas por vuelta sus cronos, gracias a un nuevo difusor soplado que optimizará la gestión de los gases del escape. Red Bull también presentará un nuevo suelo en Bélgica.

Red Bull volaba hacia el título hace un mes, pero en las últimas tres carreras le ha aparecido competencia. Pese a que todavía lideran ambos Campeonatos con una superioridad envidiable, McLaren y Ferrari han conseguido presentar batalla en este mes de Julio. Sin embargo, los de Milton Keynes confían en volver a recuperar la superioridad en Spa-Francorchamps.

Las fábricas de los equipos deberán cerrar durante catorce días en Agosto, pero permanecerán abiertas durante la otra quincena; los equipos son libres de escoger. Red Bull aprovechará estos días para pulir los detalles de un nuevo difusor y de un nuevo suelo, que deberían mejorar en tres décimas los registros de Vettel y de Webber.

Christian Horner reconoce que sus rivales han mejorado en las últimas semanas. "McLaren ha sido el que más ha mejorado su difusor soplado", dijo al rotativo Der Spiegel, a la vez que aseguraba que el RB7 todavía tiene potencial para mejorar.

Actualmente, con más de 100 puntos de ventaja en el Campeonato de Constructores y de 88 en el de Pilotos, Red Bull no está sufriendo por el título, pero no es así en las carreras. "Estamos a la par con McLaren", reconoció ayer Helmut Marko, a la vez que confirmaba las palabras de Horner al decir que "seguiremos mejorando nuestro coche".

Sebastian Vettel fue segundo en Hungría, un resultado que el rotativo Die Welt califica de "la derrota perfecta", ya que reafirma su liderato. "Puedo vivir siendo segundo", dijo el piloto de Heppenheim. "Quizás no tengamos el coche más fuerte del momento, pero todavía podemos sumar buenos puntos".
Por Martí Muñoz