En la 'falsa' noticia se aseguraba que el británico sufrió un accidente grave en Budapest
Un ataque informático a la página web de Jenson Button alarmó a los seguidores del piloto británico. Pese a que tan sólo estuvo unas horas online, la falsa noticia de que Button estaba ingresado en un hospital de Budapest después de sufrir un grave accidente de tránsito conmocionó a sus incondicionales.

Jenson Button ha sugerido que algunas personas "deberían encontrar un amigo", después de despertar el pasado domingo con la noticia de que alguien había 'hackeado' su cuenta personal.

El ataque tuvo lugar durante la tarde-noche del sábado. "Jenson Button se encuentra en una situación crítica después de haberse visto involucrado en un serio accidente", escribió el hacker en la página web del piloto británico. "Jenson ha sido trasladado al hospital AEK de Budapest, donde está recibiendo atención médica. No está claro qué lesiones ha sufrido. Su equipo está en contacto con la FIA, para saber si podrá correr mañana o no".

Los representantes del piloto de McLaren, encargados del mantenimiento del sitio web, se percataron del fallo de seguridad a las once y media de la noche del sábado, cuando el piloto estaba durmiendo en el hotel: "La historia es completamente falsa y es un engaño muy desagradable. La hemos suspendido inmediatamente y revisaremos su sistema de seguridad".

"Cuando nos dimos cuenta del ataque, Jenson estaba durmiendo en su cama. Podemos asegurar que está bien y con buena salud", informó su representante, que calificó el acto del hacker como "una broma de mal gusto".

"Estamos investigando cómo una persona sin autorización pudo escribir en la web. Sólo podemos pedir perdón por la alarma que esto pueda haber causado", añadieron.

Jenson Button dio su punto de vista sobre el ataque informático a través de las redes sociales. "Buenos días a todos. Estoy seguro de que os habréis dado cuenta de que alguien ha hackeado mi web. Estoy completamente bien. El chico que lo hizo sencillamente no tenía un plan mejor para pasar la noche del sábado, así que se quedó en casa para hacer eso en vez de ir a hacer amigos", escribió el británico.
Por Martí Muñoz