La marca italiana admite que no se ve influenciada
Paul Hembery ha descartado que las protestas de los equipos sobre la elección de neumáticos influyan a Pirelli en la elección de los compuestos que proporcionan a las escuderías en cada Gran Premio.

Tras las protestas de Ferrari sobre los neumáticos duros en Silverstone, Pirelli ha decidido llevar compuestos más blandos a los circuitos de Spa, Monza y Singapur. Sobre esta elección, Livio Oricchio, periodista brasileño, piensa que es una "sorpresa, teniendo en cuenta las características de los circuitos".

No obstante, pese a esta decisión, Paul Hembery, director de Pirelli Motorsport, se mantiene firme al declarar que no sienten presión ni se ven influenciados a la hora de elegir los compuestos para cada Gran Premio: "No, solamente leo lo que hay en la prensa al final del día, pero nada más que eso", dice el dirigente. "Hay algunos compuestos que van mejor a determinados equipos, pero también depende del circuito y la temperatura, es muy difícil generalizar".

Respecto al mayor número de adelantamientos con respecto a años anteriores, Hembery piensa que se debe “en un 70% a los neumáticos, y en un 30% al DRS". También confirma que fue Bernie Ecclestone el que tomó la decisión de competir con unas gomas con alta degradación.

En este sentido, cuando se le pregunta a Hembery si la F1 es el único deporte donde la degradación es positiva, ríe y añade "¡Muy bien! Definitivamente puede ser así, pero sólo hasta cierto punto porque tenemos que enseñar nuestros neumáticos y contribuir al espectáculo, pero sin tomar demasiados riesgos en cuanto a la seguridad".
Por Lucas Navarrete