Con Nueva Delhi preparándose para recibir a la Fórmula 1 con motivo del GP de la India, a celebrarse el 20 de octubre, más de 300 granjeros protestaron el miércoles frente al circuito. El motivo del disgusto se debe a, según DNA India, la expropiación de sus tierras en favor de la construcción del circuito.

Los granjeros, que se hacen llamar la Bhartiya Kisan Union, amenazan con “desmantelar el circuito, con la fuerza si fuera necesario” en caso de que no se cumplan sus demandas.

Este grupo ha escrito, supuestamente, a las autoridades indias para pedir dinero, plazas escolares y creación de empleo para estos granjeros.

“Os advertimos de que si nuestras demandas son tomadas a la ligera nos veremos obligados a crear agitación” dice la supuesta carta.
Por Lucas Navarrete