La idea es evitar que se ahorren neumáticos durante los entrenamientos
Muchos equipos, sobre todo los de la parte trasera de la tabla, modifican sus planes en la tanda clasificatoria para ahorrar neumáticos y poder usarlos en carrera con una estrategia favorecedora. Esto no gusta en los estamentos de la FIA, ni a Ecclestone.

Las estrategias de domingo 'armadas' en sábado no gustan a los mandatarios de la F1. Los equipos que saben que apenas conseguirán avanzar montando compuestos blandos en la clasificatoria apenas ruedan con ellos y así disponen al menos de un juego más para la carrera, afectando -para bien- a su estrategia, que parte con ventaja desde el día anterior.

Un ejemplo de que se parte con ventaja son las espectaculares remontadas en las últimas carreras de los Toro Rosso, que sin llegar a la Q3, cuentan con un juego extra de blandos, lo que condiciona para bien su carrera.
Debido a esto, los rectores de la categoría están barajando algún tipo de modificación en el reglamento para que cada prueba se inicie en igualdad de condiciones para todos.

Bernie Ecclestone, ha declarado a La italiana Gazzetta dello Sport que el nuevo proveedor de Pirelli ha hecho "un trabajo increíble" en el suministro de neumáticos que se degradan rápidamente con el fin de darle vida a la serie. El entrevistador le dijo al director ejecutivo de la F1 que la calificación es a menudo "poco interesante", porque los conductores optan por guardar los neumáticos nuevos para la carrera. "La solución para ello es muy simple: proporcionar más juegos de neumáticos a los pilotos", dijo Ecclestone.

Este hueco legal es aprovechado entre los equipos que no requieren todos los compuestos por no llegar la fase final de la clasificatoria pero en Pirelli ya están buscando una solución, según aclaró hace unos días Paul Hembery, directivo de la marca de neumáticos.
Por José M. Zapico