Rob White desconfía de este fichaje, pero confía en su honestidad
Robert White, director general adjunto de Renault Sport, desconfía de Gilles Simon, recién fichado por PURE, el fabricante de motores que entrará en la Fórmula 1 a partir de 2014, con la nueva normativa. Para Robert, existe un más que claro peligro de que Simon, otrora representante de la FIA, pueda usar la información recopilada en su época dentro la Federación para ponerla ahora al servicio de PURE.

El francés Simon Gilles saboreó el champán de los podios cuando trabajaba para Ferrari como jefe de motores. Más tarde fichó por la FIA como jefe de sistemas de propulsión, lo que le dio acceso a información privilegiada de los equipos de Fórmula 1. Por eso, al igual que a Ecclestone, a Robert White no le hace ninguna gracia que ahora trabaje para PURE: "Conozco a Gilles de hace mucho. Hemos tenido una buena relación con Gilles en su anterior trabajo en Ferrari y en la FIA. Pero la primera reacción [al verle en PURE] es un poco de sorpresa y malestar, porque fue un importante miembro de la FIA al que le hemos dado un acceso muy amplio en los últimos debates sobre las reglas, y ahora trabaja para un rival", asegura en una entrevista a ESPN.

No son cuatro datos anecdóticos. White enumera sólo algunos documentos a los que Simon tuvo acceso durante su periplo por la FIA: "Le dimo acceso sobre el trabajo técnico que estamos haciendo, el estado de nuestras finanzas, la planificación del proyecto, los recursos con los que contamos…". Demasiados datos; y demasiado importantes. Por eso, Robert confía en la honestidad de Simon: "Queremos estar seguros de que esa información a la que Gilles ha tenido acceso en circunstancias muy privilegiadas como representante de la FIA no se usa en su nuevo cargo como empleado de un rival".

Por otro lado, la temporada 2014 sigue pareciendo lejana, pero hay que ir preparando el suministro de motores para un año tan importante. Robert asegura que, todavía, no hay nada claro: "Esperamos estar en la primera carrera de 2014 con un motor Renault. Esperamos tener cuatro equipos en 2014. Supongo que los demás han expresado su opinión sobre cuántos equipos quieren tener. Si asumimos que habrá doce equipos en 2014, los ocho restantes se repartirán entre otros. Desde luego, conociendo cómo es la Fórmula 1, las cosas cambiarán mucho de hoy hasta entonces. Lo fundamental, por supuesto, es que nadie ha hecho todavía un anuncio oficial sobre con quién trabajarán en 2014. Quedará claro los próximos meses".
Por Héctor Campos