Es difícil conseguir un coche ganador de un año para otro
En un acto promocional organizado ayer por la factoría Mercedes en Stuttgart, Michael Schumacher dudó que el coche de 2012 vaya a ser suficientemente competitivo como para luchar por el Campeonato. Además, el heptacampeón dió por perdido el actual Mundial 2011.

"El tren de esta temporada ya ha pasado. Es muy atrevido decir que vamos estar en la pelea por el título el próximo año. De momento estamos muy lejos de conseguirlo", anunció Schumacher.

Norbert Haug, director de Mercedes GP, mantiene la misma prespectiva que el veterano piloto alemán. "En circunstancias normales, es imposible pasar del cuarto puesto al primero de una temporada a otra", admitió.

Sin embargo, desde la sede de investigación del equipo germano todavía se cree en la posibilidad de fabricar un coche competitivo que proporcione un importante salto de calidad respecto a años anteriores.

"Daremos al equipo todo lo necesario para llegar a lo más alto", dijo Tomas Weber, director del departamento de desarrollo.
Por Miguel Carricas