Trasladaría uno de los test de invierno hasta principios o mediados de temporada
Ross Brawn, jefe de equipo de Mercedes GP, se ha mostrado partidario de la recuperación de los tests a lo largo de la temporada, por lo que se trasladaría una jornada de pruebas de la pretemporada a mitad de temporada, medida que últimamente apoyan la mayor parte de los equipos que conforman la parrilla.

Desde hace dos años, todas las escuderías realizan los tests de pretemporada únicamente en España durante los meses de febrero y marzo por las óptimas condiciones meteorológicas con las que cuenta.

En 2009, la FIA prohibió la celebración de pruebas durante la temporada como medida de la reducción de costes implementada por el organismo británico.

Sin embargo, varios equipos y pilotos han pedido numerosas veces desde esa fecha que se revise dicha norma para que se permita de nuevo mejorar, evolucionar y rodar con monoplazas en circuitos específicos entre Gran Premio y Gran Premio.

La idea de cambiar las fechas de los test ha sido últimamente muy discutida por la FOTA, y de este modo, Brawn pide celebrar 3 tandas de pruebas durante la pretemporada y luego otra sesión durante la temporada.

"De momento hay mucho debate acerca de este tema, pero el plan previsto es trasladar una jornada de pruebas de invierno a principio o mitad de temporada, siempre y cuando sea en una fecha correcta y podamos de esta forma tener algo más de espacio entre los tests de invierno", declaró el directivo británico.

"De esta forma, se realizarían tres jornadas de test en pretemporada con una duración de una semana entera, y luego otra durante temporada antes de una carrera europea, por ejemplo".

"Este año teníamos establecidos cuatro tests sin apenas tiempo entre ellos porque entre test y test es muy difícil mejorar en gran medida el coche. El problema fue que luego hubo un periodo de tiempo muy grande entre las pruebas y para todos los equipos, lo cual supuso un inconveniente importante, ya que al no poder rodar en la pista ni tampoco obtener los resultados, en la fábrica tuvieron que trabajar muy duro de cara a la siguiente jornada de pruebas", explicó.

Si se cumpliera la unánime propuesta, el tiempo de preparación de los monoplazas de cara a la primera carrera de la temporada 2012 se reduciría respecto a temporadas anteriores, situación que no inquieta especialmente al ex de Ferrari.

"Creo que la celebración de tres jornadas de test con una relativa brecha de tiempo entre ellas permitirá que se pueda trabajar correctamente sin ningún tipo de apuro", añadió.

"Los equipos ya han demostrado que son capaces de mejorar y evolucionar perfectamente el coche sin disponer de muchos tests, algo que es realmente positivo".

A parecer, la próxima temporada contará, finalmente, con 21 carreras, con la incorporación al campeonato de la cita de Austin en Estados Unidos, recientemente trasladada desde mediados de junio al 18 de noviembre por petición desde la directiva del circuito americano.

"Es razonable que el GP de Estados Unidos se vaya a disputar a finales de año. Si se corre en junio, el calor allá es sofocante y siempre se registran temperaturas cercanas a los 40 grados".

"Ese calor no solo sería un reto para el coche y los equipos, sino también para los aficionados presentes en el circuito. Por eso, creo que la decisión de haber trasladado la fecha de la carrera ha sido acertada", concluyó.
Por Miguel Carricas