El Inglaterra la mitad de las carreras serán de pago bajo suscripción mensual
Bernie Ecclestone parece satisfecho con el acuerdo en el triángulo BBC, Sky Sports y la F1. Los críticos ven confusión, costes para telespectador y pérdida de interés, pero el magnate que maneja los hilos de la velocidad presupone que incluso le vendrá bien al negocio un cambio así.

La BBC tiene en vigor un costoso contrato para televisar la F1 hasta el 2014, pero a cuenta de la fuerte crisis por la que pasa el ente audiovisual británico y la necesidad perentoria de reducir costes, la cadena pública ha delegado la mitad de la cobertura en vivo del año que viene al canal de pago Sky Sports, una novedosa y extraña fórmula.

La medida ha enfurecido a muchos aficionados británicos, sobre todo cuando se ha sabido que las cadenas Channel 4 e ITV estaban en la mesa de negociaciones para ofrecer las carreras en directo y en abierto. "Ellos [la BBC] tienen que ponerse de acuerdo con Sky Sports", dijo Bernie Ecclestone al Daily Mirror. "Hablé con ITV también, y tenían el mismo problema que Channel4. Teníamos un contrato con la BBC, que no acaba hasta 2014".

Al preguntársele si la BBC podía decidir a la hora de seleccionar un compañero de emisión, Ecclestone insistió: "Sí, absolutamente. Si ellos [Canal 4] hubieran dicho que querían firmar un contrato hoy para comenzar a emitir a cambio de 45 millones de libras al año, entonces probablemente lo hubiéramos hecho. Pero ese es el problema. No podríamos tratar con ellos, incluso si hubiéramos querido".

Por otra parte, Ecclestone niega que lo confuso de la fórmula -carreras en directo por una cadena en abierto, otras a través de una de pago, la BBC dando las 'de pago' más tarde en abierto en diferido- reste interés entre la afición, y añade al respecto "a corto plazo, creo que en conjunto y tomando la cantidad de radiodifusión que va a haber entre los dos el año que viene, habrá incluso más ojos viendo de los que tenemos ahora. Eso es bueno para nosotros, bueno para los equipos y bueno para los aficionados".
Por José M. Zapico