El de Toro Rosso cree que Schumacher no tiene nada que demostrar
La vuelta de Schumacher a la competición ha causado desde el primer día opiniones contradictorias. A medida que han avanzado los meses el Kaiser ha ido perdiendo la confianza de parte del paddock, pero todavía hay personas que se mantienen a su lado. Es el caso de Franz Tost, que cree que a estas alturas Michael no tiene nada que demostrar.

Michael Schumacher debería seguir pilotando en la F1 siempre que todavía sienta pasión al hacerlo. Esta es la opinión del director de Toro Rosso, Franz Tost, que respondió a las preguntas del rotativo alemán Der Spiegel sobre el futuro del Kaiser, al que algunos ven lejos de los circuitos a partir de 2012, a pesar de que el mismo Michael ha asegurado que cumplirá su contrato.

"Michael Schumacher, siete veces Campeón Mundial, no tiene nada que demostrar", respondió el austríaco. "No debería preocuparse de si su compañero Nico Rosberg es o no es más rápido que él".

"Lo que es crucial para él es que todavía se divierta, que la pasión todavía siga estando ahí", continuó el de Toro Rosso, de 55 años de edad. "Sólo él puede responder a estas cuestiones".

Personalidades como Eddie Jordan han asegurado que el bajo rendimiento del Kaiser en el último año y medio influenciarán en un futuro sobre la opinión que se guardará de él. Sin embargo, Tost cree que no todo se limita a resultados.

"Michael aporta muchas otras ventajas que superan eso. ¿Crees que Mercedes estaría delante si Michael se fuera?", preguntó irónicamente Franz. "Ese es un factor crucial. Todavía atrae a una cantidad enorme de atención, por lo que creo que su vuelta ha sido de todo menos negativa".

Sin embargo, Jordan tiene una opinión muy clara sobre el rendimiento de Schumacher. "Este deporte ha tenido muchos campeones, y Michael ya tuvo su día", dijo el irlandés, que fue el primer director de equipo del alemán en la categoría reina. "Su éxito fue enorme y es un piloto muy bueno, pero alguien debería hablar con él e intentar convencerlo para que deje que otro piloto ocupe su puesto".
Por Martí Muñoz